El sitio de la construcción del sur argentino

Abril/Mayo 2016 - Año XXVI
Decoración

Tendencias de diseño 2016

A la hora de establecer las tendencias que primarán en una temporada se tienen en cuenta y estudian diferentes factores: las influencias de las artes, los medios digitales, el cine, la música, el panorama social e incluso los deportes. Se analizan las demandas de los consumidores, las novedades en la industria de la fibra y la química, las últimas innovaciones tecnológicas, etc. En definitiva, la recolección de toda esta información tan extensa permite sugerir las tendencias que estarán en boga a medio y largo plazo.

Actualmente las tendencias se estudian a varios años, lo cual favorece que las empresas puedan organizarse con suficiente tiempo de antelación y tomen decisiones sobre los nuevos proyectos que fabricarán y comercializarán con una programación de objetivos a un tiempo razonable.

Las tendencias 2016 que surgen en decoración de interiores y complementos tras un estudio de mercado son las siguientes:

VINTAGE RENOVADO

La moda “vintage” está representada por varias tendencias. Por un lado están los objetos de otras épocas, que fueron elaborados entre 1900 y 1980, y que son, en general, objetos únicos, muchos de ellos realizados de manera artesanal, y que por su calidad y finos detalles de terminación han sido conservados por varias generaciones. Por otro lado están aquellos que emulan otras épocas y que han sido la inspiración de muchos de los que adquirimos hoy en día, en donde el encaje, el cobre, las flores, tejidos y detalles son los grandes protagonistas.

Los colores rosa pálido, beige y blanco aportan luminosidad, delicadeza, belleza y elegancia en cualquier ambiente. También se utilizan los azules turquesa, grises y verdes pastel, los tonos vainilla y el amarillo claro. Una buena manera de aplicar los tonos pastel en el hogar es a través de los textiles y de la cerámica; da igual si son lisos o si van con estampados geométricos.

Los estilos “Shabby Chic” y “Cottage”, actualizados, son una referencia más que adecuada para representar esta tendencia; estilos sutiles y románticos que decoran espacios elegantes con sus elementos clásicos profusamente decorados. Motivos florales, también líneas geométricas, ondas y curvas. Maderas claras, detalles en cristal y metal dorado y plateado logran espacios de gran belleza visual.

AIRES NÓRDICOS

El estilo nórdico es originario de Noruega, Suecia y Dinamarca, y es considerado uno de los más populares del mundo. También llamado escandinavo, este estilo es sencillo, funcional y cómodo. La idea principal de este tipo de decoración es no llenar el espacio de piezas sin uso.

Los colores fríos provocan serenidad, recogimiento, calma y, en decoración, uno de los efectos más buscados es generar espacios de gran amplitud. Trabajar con ellos siempre es interesante, ya que aportan mucho juego a la hora de crear ambientes más despejados, con un toque moderno. Se proponen colores azules, verdes y grises, siempre presentes en los ambientes nórdicos con líneas rectas, formas depuradas y estilizadas, fruto de un diseño que, a pesar de parecer simple y sencillo, indaga minuciosamente acerca de la razón y el uso que se dará a cada elemento en un ambiente.

En este estilo se recurre frecuentemente a líneas rectas y relieves metálicos, y a materiales y texturas como los metales, las pieles, el cristal y los tejidos, tanto naturales como sintéticos. La madera es siempre un acierto y para esta tendencia se aconsejan los tonos neutros.

La luz natural es muy importante en el estilo escandinavo. Los colores blancos ayudan a crear una atmósfera iluminada. Para ello resulta fundamental aprovechar la luz proveniente del exterior. Para los días oscuros y las noches debe asegurarse de contar con suficiente iluminación artificial, tanto directa como indirecta.

PURO ORO

El uso del dorado en decoración aparece en cada período y estilo, debido a su capacidad de adaptación a cualquier espacio, aportando un toque tradicional y antiguo en los ambientes clásicos, elegantes y “chic” en un estilo más contemporáneo, logrando un toque artístico mediante la utilización de una pieza única e importante en color oro en un espacio. Es un color que usado con moderación crea gran impacto, siendo fácil de combinar con maderas nobles. Con él se crea un efecto refinado, elegante y glamoroso en cualquier espacio, y aporta un toque de sofisticación junto a elementos metálicos y tonos neutros. Es un color completamente atemporal y versátil, que tiene su lugar en cualquier estilo decorativo.

Esta tendencia evitará sobrecargar cualquier objeto con decoraciones demasiado elaboradas, ya que se cuenta con un color que de por sí proporciona riqueza visual a la pieza o el concepto con el que trabajemos. Por lo demás, cualquier forma es aceptable y bienvenida: curvas, motivos florales, líneas rectas, volutas, hojas de acanto y ornamentos. Materiales como el vidrio, los metales, tejidos y maderas nobles captan la belleza de este color.

FESTIVAL CROMÁTICO

Para lograr diseños versátiles se apuesta, también, por decoraciones basadas en el color; tal vez menos sofisticadas que las anteriores pero sin duda llenas de energía positiva y estimulante.

Los colores amarillos, naranjas, rojos y escarlatas dan sensación de movimiento, iluminan los ambientes y aportan un tono cálido a cualquier composición. Un ambiente neutro, con detalles en colores vivos, emana un equilibrio perfecto y posibilita ambientes elegantes y atractivos. Formas geométricas conocidas, junto a líneas sencillas y puras, combinadas con rayas logran estos efectos. Los materiales a combinar son las maderas nobles, metales dorados y plateados, conjuntamente con cristales, tanto coloreados como transparentes.

COLORES RECOMENDADOS

Alba, marca líder en pinturas para hogar, revela las tendencias del color en este 2016. “Mirar hacia ambos lados” es la influencia impulsora que define dichos tonos, buscando en el pasado para diseñar el futuro.

Se trata de una propuesta cálida, distinguida por evocar una gran sutileza. Los colores brillantes pasan de los primarios a tonos redefinidos: del naranja al coral, del amarillo al ocre, del azul al medianoche. Los rojos conviven con los tonos cálidos naranja, y éstos resultan frutales y seductores. Los amarillos son complejos en su carácter, con una pizca de verde o un tono mostaza. Los verdes se acercan más al gris y adoptan un tono apagado. Los azules nos transportan a ambientes acuáticos y pacíficos, con una elegancia simple. Los violetas aparecen suaves y tienen una base azul, lo que les da una sofisticada calidad neutra. Finalmente, la paleta se completa con los neutros cálidos, que evocan las llanuras africanas, y los neutros fríos, que presentan un contraste muy marcado, con una propuesta casi perfecta en blanco y negro.

El color del año es el “Oro Monárquico”, un dorado que fue traducido a un color casi ocre, lo suficientemente brillante como para atraer la atención, al tiempo que también se refiere sutilmente al pasado y al color de la tierra, combinándose bien con otros tonos.

El dorado es el elemento común en cada una de las 4 tendencias que definen la propuesta de colores para el 2016. El oro monárquico es la evolución y transición natural del naranja cobrizo, el color del 2015:

  1. Legado y futuro: Las referencias a lo antiguo pueden contrastarse con la actualidad moderna o fortalecerla; y hay una sensación de que al apreciar nuestra historia, tanto como personas como compañía, generamos valor, tomamos forma y nos preparamos para diseñar el futuro. Llevando ésto a una paleta de colores, vemos los rojos que reflejan nuestro rico legado, pero también con un toque de brillante contemporaneidad que apunta al futuro.
  2. Palabras e Imágenes: La tendencia a las palabras puede verse, por ejemplo, en el uso de letras en el diseño de interiores y en arquitectura, pero más que tener palabras e imágenes contrapuestas hoy se complementan unas y otras. La paleta de colores correspondiente usa el azul de la tinta y el gris del grafito, en contraste con tonos familiarizados con los teléfonos inteligentes y los filtros de las redes sociales.
  3. Claro y oscuro: De la misma forma que necesitamos de la oscuridad para ver las estrellas más claramente en un cielo nocturno, los pintores holandeses del siglo XVII mostraron cómo con sus técnicas capturaban el lustre y cómo el juego de luces quedaba mejor plasmado en la tela en contraste con los tonos oscuros. Muchos de los colores de esta paleta se mezclan sin fisuras, rememorando los tonos del atardecer y del amanecer durante la “hora dorada”.
  4. Las estructuras y el dejar fluir: El uso de formas orgánicas en el diseño de productos es otro caso en el que se deja que la imaginación aflore, sin sentirnos atados a estructuras o limitados por ellas. Por ende, los colores de esta paleta son vívidos y traviesos, pero, no obstante, se encuentran fijados dentro de una estructura de blanco y negro.

La decoración de interiores para este 2016 viene llena de tendencias muy interesantes, con nuevas opciones de estilos y colores para imprimir personalidad a cada uno de los ambientes de nuestra casa. La libertad de poder optar entre miles de alternativas nuevas y antiguas proponen un año cargado de desafíos y proyectos de índole flexible, ligados a la creación y la imaginación.


Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores