El sitio de la construcción del sur argentino

Noviembre/Diciembre 2015 - Año XXV
Noticias y Novedades

Un campus creativo y que incentiva

Ubicado en Recoleta, Región Metropolitana, Chile, este edificio del campus universitario busca no sólo servir para el dictado de clases sino también para alentar y potenciar la vida de los estudiantes. El edificio surge como materialización del proyecto educativo desarrollado por académicos de la Universidad Andrés Bello, el cual se basa en potenciar la interacción entre carreras afines de matriz artística, fomentando el cruce programático y el trabajo en equipo, propio de un ambiente colaborativo contemporáneo.

Emplazado en el barrio “la Chimba” (palabra indígena, Quechua) al otro lado del Río Mapocho, el lugar estuvo originalmente ocupado por comunidades indígenas, artesanos y una incipiente industria. Este factor le dio su carácter y una identidad que conserva hasta hoy.

En el terreno existía una fábrica de pastas, abandonada hace 30 años, llamada “La Africana”, propiedad de una familia italiana que la fundó en 1921.

El conjunto constaba de la fábrica, unas construcciones menores y tres casas, separados los edificios por un pasaje peatonal. Esta relación entre trabajo y vida, típica de los comienzos de la revolución industrial y de las industrias creativas, hace difícil disociar lo que uno hace de lo que es, y se lo consideró imprescindible mantener.

La ex fábrica es el motor y centro del proyecto. Contiene talleres, laboratorios, plotters, modelado 3D, cerámica y corte-confección, además de los Talleres Creativos. Se mantuvieron los muros de albañilería originarios, con su ritmo de ventanas, los que se reforzaron para cumplir con las normativas contemporáneas. Se reemplazó la estructura de cubierta, en malas condiciones, por una de carácter industrial para acentuar el carácter y adecuar el edificio a la nueva edificación vecina.

Dos de las casas se convirtieron en oficinas administrativas y en galería de exposiciones para difundir el quehacer académico. En las oficinas se aprovechó la estructura original de las casas de Adobillo (estructura de madera revestida en barro), a la cual se le retiró el revestimiento, dejando la estructura de raulí expuesta, permitiendo grandes espacios conectados visualmente, sin perder el carácter original.

Un nuevo edificio, por su parte, es un volumen revestido por una piel metálica microperforada para tener un mejor control solar, la cual pasa sobre un porcentaje de las ventanas, generando una imagen industrial. Interiormente es una estructura desprovista de todo revestimiento, con sus instalaciones descubiertas, expuestas, que muestran su funcionamiento. El vacío entre las construcciones sirve de plataforma para actividades, exposiciones, desfiles y presentaciones.

El palacio de las artes, otra vez con revestimiento

El Palau de les Arts Reina Sofía, en Valencia, una de las atractivas obras realizadas por el arquitecto Santiago Calatrava, ya luce su nuevo trencadís (revestimiento cerámico) después de un año de trabajo de restauración y luego de que una falla en el pegamento generará su desprendimiento. Los lienzos de este material cerámico típicamente mediterráneo (muy común en la obra de Antonio Gaudí) comenzaron a desprenderse a fines de 2013 porque durante su instalación, hacía 10 años, se empleó mal el adhesivo de las teselas.

El arquitecto valenciano ha empleado el mismo tipo de azulejos y adhesivos utilizados inicialmente, pero mediante la intervención de una compañía valenciana especializada en la instalación de este tipo de material. Una vez terminada la colocación, los operarios quitaron los andamios y limpiaron, con la ayuda de varios alpinistas, el trencadís.

Después de analizar las causas que produjeron el inadecuado comportamiento del material y tras ensayos de laboratorio, se estudiaron diversas opciones para recuperar la fachada y se concluyó que debía recuperar su aspecto original. La reparación ha costado tres millones de Euros y su costo ha sido absorbido por el estudio de Calatrava, que además mantendrá un control y mantenimiento por diez años.

Cuando comenzó la caída del revestimiento muchos criticaron a Calatrava por “su atrevimiento” de recubrir con cerámica una cubierta esférica de acero. Se dijo que los coeficientes de dilatación del acero, el mortero y la cerámica son distintos y eso genera “mucho estrés” en los materiales, con reacciones inadecuadas de los mismos. Calatrava, que además de arquitecto es ingeniero, asegura que esta vez la propuesta responderá de manera favorable.

Propuestas para ciclovías

El dieñador y planificador urbano Jeff Speck se dedica a elaborar propuestas para hacer de las ciudades lugares más sustentables.

A partir de este enfoque, explica que debe primar la movilidad sustentable, tal lo indica en su libro “Walkable Cities”, en el que, entre otros temas, plantea técnicas para que las ciudades sean más transitables. Busca, así, cambiar de mentalidad, pasando de una cultura centrada en los automóviles a una que privilegie las caminatas y el uso de la bicicleta. Sus propuestas incluyen transformar una calle de tres carriles para autos en una con dos pistas y una ciclovía bidireccional. Para esto propone que la pista para ciclistas quede en un costado de la calle, separada de los vehículos por una pista donde estacionar autos.

En Brooklyn esta redistribución fue implementada en la calle Prospect Park West y trajo notorios beneficios, como la disminución de la velocidad y la reducción de los choques, creando un entorno más seguro para ciclistas y peatones.

Demarcar ciclovías es lo que Speck plantea para aprovechar las calles como infraestructura destinada a los ciclistas. Para garantizar la seguridad pone énfasis en las intersecciones, con una demarcación que llame la atención y se distinga del resto de las señalizaciones.

Las calles de 40 metros de ancho o más incentivan a los automovilistas a desplazarse a mayor velocidad. Por eso considera que una ciclovía las convierte en un lugar más seguro. Lo aconsejable para este caso es que solo tenga un solo sentido y que una calle cercana pueda absorber el flujo de ciclistas en el otro sentido, mediante otra ciclovía.

Zaha Hadid y su puente ingenieril

La laureada arquitecta Zaha Hadid, nacida en Irak y residente en Londres, ha ganado el concurso para construir el puente Dajiang sobre el río Tamsui, en Taipei, el mayor del mundo sujeto por tensores. Curiosamente, los estudiosos se han sorprendido del diseño conocido, al indicar que “no parece una obra de Hadid”.

Es que su propuesta ha sido la de un ingeniero: priorizar el uso por encima del diseño, favorecer la conexión entre barrios y reducir el tráfico en los centros urbanos al unir dos autovías con las grandes autopistas del país.

Está previsto que un tren liviano atraviese el puente junto a una vía peatonal. Con ese nudo de comunicaciones tal vez no sea casualidad que arquitectos e ingenieros hayan optado por simplificar la propuesta.

El estuario del río Tamsui es una zona de recreo a la que la gente llega para contemplar la puesta de sol. Lo último que el nuevo puente debe hacer es molestar. Por eso una estructura de cables tensados reduce la presencia del mástil que lo sujeta. Hadid concentró sus habilidades en el único elemento de hormigón -la torre- para sujetar un recorrido de casi un kilómetro, el cual se pretende que sea “estructural y memorable”. Ese mástil hará que el puente sea el mayor del mundo sujeto por tensores desde una única torre asimétrica. Que encarguen a una arquitecta como Zaha -hiper expresiva- un proyecto que busca la invisibilidad puede ser un gran reto para la profesional, que ensayará, una vez más, su particular arquitectura desde un sitio más tranquilo.

Intervenciones que maravillan

The V-A-C Foundation seleccionó a la oficina del mítico arquitecto Renzo Piano para reformular un terreno de 2 hectáreas en Moscú, convirtiendo una antigua central eléctrica en un centro cultural contemporáneo. Localizado frente al río Moscova, en el distrito conocido como “Octubre Rojo”, la central GES2 fue construida a comienzos del siglo pasado y proporcionaba energía a toda la ciudad. El proyecto de Piano pretende recuperar su forma original, así también como la reformulación de todo el predio, creando una plaza cuadrada de 150 metros de lado.

El terreno se dividirá en una zona de recepción, otra de exposiciones y un área educacional. La primera incluirá un jardín de esculturas, abedules y una plaza, además de una biblioteca, una librería, una cafetería, un auditorio y un espacio para instalaciones.

La zona de exposiciones se compone de galerías que podrán albergar eventos y una nave central de 100 metros de largo por 23 metros de alto. Por su parte, el área educacional albergará la Curatorial Summer School, además de cursos sobre arte.

El proyecto también presenta un foco sustentable, manteniendo las chimeneas originales para otorgar ventilación natural y disminuir el consumo energético. Como se advierte, estos magníficos edificios industriales siguen ofreciendo una oportunidad valiosa de reconversión y adaptabilidad para los nuevos tiempos y demandas.

Nouvel en París y sus torres inclinadas

Jean Nouvel obtuvo el visto bueno para la construcción de las torres "DUO" en París. La propuesta, de uso mixto, se levantará en una antigua zona industrial, a orillas del río Sena, y busca convertirse en un imán para futuros negocios inmobiliarios.

Sus dos torres albergarán un hotel de ocho pisos, oficinas, comercio, un restorán, jardines y balcones verdes, además de un "renovado acceso" al río que cruza la capital francesa.

Inclinadas para formar una “V” asimétrica, la DUO 1 tendrá 180 metros de altura y 39 pisos, mientras DUO 2 será de 122 metros y 27 pisos. Asimismo, se espera que ambas alcancen un "excepcional desempeño energético" para obtener calificaciones LEED Platinum, HQE y Effinergie. La construcción comenzará en 2016 y se espera inaugurarlas en 2020.

Maravilloso banco matero

Banco matero. Así fue bautizado este banco de tipología característica de Argentina, investigado por varios diseñadores y explorado en diversos materiales y formas. En esta oportunidad, se trata de una propuesta bautizada “Susu Benir”, resuelto en un formato cónico en madera y apoyo de acero inoxidable.

Las maderas utilizadas son de variadas especies y alternando colores, texturas y espesores, con la intención de utilizar desperdicios de las carpinterías.

Su estructura y estabilidad está basado en el concepto de la triangulación del apoyo en el piso con tres puntos de contacto, mientras la base cónica permite el movimiento giratorio u oscilante del usuario. Un banco pensado para tomar mate, ese “pulmón argentino de repuesto para solitarios y tristes”, según lo definió Julio Cortázar; o “el cisne de la Pampa”, como lo llamara Jorge Luis Borges.

Renzo Piano diseñará el cuarto rascacielos más alto de Londres

En el contexto de un plan para estimular nuevos proyectos inmobiliarios, el arquitecto italiano Renzo Piano ha presentado el diseño de un nuevo rascacielos en la zona de Paddington, en Londres. Con sus 65 pisos buscará modificar el pensamiento que se tiene hacia esta zona de la ciudad y renovar el interés en invertir en el lugar.

"Sólo vas por dos razones a Paddington: tomar un tren o ver a alguien en un hospital. Es desalmado y no tiene vida, aunque está a minutos de Hyde Park y de Marble Arch", explicó un miembro del grupo inversor.

"Es una fantástica localización atrapado en un túnel del tiempo. Pretendemos crear un lugar para que la gente vaya, donde quieran vivir, trabajar, comer y comprar", agregó el inversionista.

Descrito como una "torre de luz y cristal", la propuesta es una planta circular, que genera un cilindro, y ofrecerá más de 200 departamentos, espacio para oficinas, comercio, restaurantes y una terraza ajardinada. Sus 224 metros de altura le permitirán ser el cuarto edificio más alto de Londres, detrás The Shard, One Canada Square y 110 Bishopsgate.

Cómo cerrar con sol una piscina

Un pabellón de cristal, simple, minimalista, fue pensado en este caso para revitalizar un sector de la embajada china en Australia. El objetivo era cerrar la piscina existente, de 25 x 10 metros, para lo cual los autores generaron “un lugar de reflexión y de belleza; un edificio que permite a sus usuarios bañarse en la luz y en el agua”.

La simplicidad del edificio oculta su complejidad técnica. Ubicado en un sitio estrechamente limitado, es una moderna inserción a través de un sutil reflejo del color y formas.

Toda la envolvente está altamente aislada, con un acristalamiento que rompe el puente térmico. La doble piel de vidrio incorpora un recubrimiento para mejorar más su rendimiento térmico. Un sistema de tratamiento de agua por medio de la purificación requiere bajos insumos químicos, logrando una altísima calidad del agua.

A pesar de su refinada apariencia, el edificio es funcional y decorativo, con su expresiva estructura y su simple paleta de materiales: vidrio, acero y madera. Una atractiva intervención que convierte un espacio abierto en algo cerrado sin perder la esencia del uso.

Eduardo Souto de Moura y el Partenón

El premio Pritzker portugués, Souto de Mora, fue consultado sobre cual era a su criterio el edificio más relevante, a lo cual contestó: “el Partenón”. “Es el más copiado de todo el mundo”, aseguró. Souto cuenta que para elegirlo “no pensó demasiado”. “La primera razón es que se trata de un inmueble aislado que construye un territorio”. Recuerda verlo y comprobar que, pese a ser del tamaño de una casa, construía el skyline de esa ciudad.

Una segunda razón es que su implantación, en la Acrópolis, generó una manera de mirar las cosas. “Todos los objetos –los coches, las motos– se fotografían a 20 grados, de abajo arriba. Eso deriva del Partenón, porque para verlo te obligan a llegar desde abajo, no hay alternativa”.

El tercer motivo dijo, es que “tiene una parte falsa”. “Los triglifos de la fachada son falsos porque no funcionan para recibir la madera de la cubierta. Esta deformación acentúa la gravedad, subraya el peso visual de la obra, magnifica su presencia y le confiere serenidad”.

“Es el edificio más copiado de todo el mundo. Los romanos lo copiaron, el Renacimiento también, el neoclasicismo lo hizo de nuevo. Y los modernos tomaron sus proporciones. Le Corbusier lo metía siempre en los planos para indicarlas”, explica.

El arquitecto cuenta que Jacques Lacan defendió que los edificios de la Acrópolis determinaron toda la historia de la arquitectura estableciendo los tipos, las proporciones, la simetría y la manera de mirar. Explica, también, que a él le gusta más destruido que reconstruido. “Es como las mujeres que empiezan a estirarse. Llegado un punto que no reconoces sus gestos, pierden la naturalidad”.

Ricardo Bofill y su Conjunto posmoderno en Noisy-le-Grand

Al este de París, en Seine-Saint-Denis, se encuentra un complejo residencial “tipo Babel”. Su ambiente que pareciera ser de otro mundo -existiendo entre un sueño utópico de un “nuevo mundo” y una residencia neoclásica posmoderna- ha sido escenario para dos películas de Hollywood: Brasil (1984) y Los Juegos del Hambre: Sinsajo (2015). Una reciente muestra fotográfica, retratando personas mayores, ha permitido recuperar esta curiosa e impactante obra.

Los Espaces Abraxas y Arènes de Picasso, en Noisy-le-Grand, fueron diseñados por el arquitecto catalán Ricardo Bofill (Teatro, Arco y Palacio) y por Manuel Núñez-Yanowsky ('El Pie'). Estos extensos conjuntos residenciales fueron construidos para albergar una población de migrantes rurales y refugiados. Hoy son estigmatizados y marginados por la opinión pública.

Los edificios posmodernos de Bofill, construidos entre 1978 y 1983, fueron diseñados para representar un enfoque alternativo a los modernistas. En París, en particular, trataron de oponerse a las visiones de Le Corbusier, a las cuales consideraban desprovistos de "estilo".

En 2014, Bofill afirmó que la idea detrás del Teatro, el Arco, y el Palacio era construir tres "habitaciones" de un espacio teatral. En retrospectiva, reconoce que el complejo ha sufrido de una falta de espíritu de comunidad, enfatizado por el carácter cerrado de sus complejos.

Para el diseñador Wael Sghaier, el exterior del postmoderno Palacio asemeja a una fortaleza, cuarteles, una ciudad imperial o una prisión. En el interior todo está tranquilo: se detiene el tiempo y las personas son escasas.

En 2006, Noisy-le-Grand buscó demoler parte del conjunto. Después de un fuerte rechazo por parte de la población de Espaces Abraxas, se tomó la decisión de mantenerlo. Las fotografías de Kronental, con habitantes del lugar, muestran que a pesar de las mencionadas deficiencias arquitectónicas o urbanas, las casas han sido apropiadas por sus residentes y que, a pesar de la atmósfera de vacío que Kronental ha captado, éstas se han convertido en hogares.

Tokio dice adiós al hotel Okura

El Okura, edificio icónico del modernismo japonés, será demolido para construir un rascacielos. La decisión fue tomada a pesar de la oposición de profesionales y amantes de la arquitectura y el diseño. El lugar abrió sus puertas en 1962, en pleno auge económico de Japón y dos años antes de los primeros Juegos Olímpicos de la capital nipona. En sus más de 800 habitaciones se han alojado figuras como Barack Obama, el Dalai Lama, Ronald Reagan, Margaret Thatcher o la princesa Diana de Gales.

El edificio, de estética geométrica, es obra de los arquitectos Yoshiro Taniguchi y Kenkichi Tomimoto, y destaca en su interior los elementos decorativos con patrones indígenas nipones y los ornamentos de artesanía tradicional.

En su lugar se construirá una gran torre cuya finalización está prevista para 2019, un año antes de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, y cuyo coste se estima en unos 735 millones de euros.

Desde que el plan se anunciara hace un año, voces críticas se han alzado para pedir que se conserve el edificio, propiedad del grupo hotelero Okura. Desde todo el mundo, centenares de personas han mostrado su oposición a la demolición en redes sociales como Twitter, donde #MyMomenta+Okura continúa recibiendo mensajes e imágenes de apoyo. Hasta ahora ninguno ha logrado mover demasiado los corazones de los inversores, que laten siguiendo otros ritmos y sonidos.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores