El sitio de la construcción del sur argentino

Noviembre/Diciembre 2015 - Año XXV
Ecología y construcción

Casa eficiente plus: autosustentable y de bajo consumo

La Casa Eficiente Plus (CEP) con electromovilidad, en Berlín, fue diseñada para producir toda la energía que consume y, aún así, generar un excedente que puede utilizarse para alimentar automóviles eléctricos o ser devuelto a la red de energía de la ciudad.

De diseño moderno, parecida a un bloque de cristal, la vivienda, que sirve de hogar para una familia de cuatro personas, es la nueva apuesta del gobierno alemán para lograr un estilo de vida más sustentable en las ciudades.

Se trata una construcción de energía equilibrada, que no sólo incluye un diseño pasivo para captar de forma natural energía y evitar pérdidas, sino que también multiplica la eficiencia energética, produciendo la electricidad consumida por la vivienda y por los vehículos eléctricos que utiliza la familia que la habita, a través de un sistema que se alimenta con las células fotovoltáicas ubicadas en la cubierta y la fachada sur (la más expuesta a los rayos del sol en el hemisferio norte).

La construcción y el transporte tienen un rol fundamental en el plan, ya que los dos sectores son responsables de cerca del 70 % del consumo final de energía y aproximadamente el 40 % de las emisiones totales de dióxido de carbono, de acuerdo con datos oficiales.

El proyecto del gobierno alemán es una respuesta a la reformulación de la política de la Unión Europea relativa a la eficiencia energética de los edificios. Ésta exige que, para 2021, todas las casas estén adaptadas para consumir sólo la energía que puedan producir a partir de fuentes renovables.

El prototipo actual incluye un sistema que redirige el exceso de energía de la casa para cargar un vehículo eléctrico. La casa genera toda esta potencia con una combinación de paneles solares y sistemas de almacenamiento de calor.

Al mismo tiempo, la tecnología de administración avanzada de energía ayuda a mantener el consumo estable y asegura el uso de la energía de la casa.

Los 130 metros cuadrados de unidad de vivienda cuentan con sistemas de energía solar, baterías de almacenamiento, unidades de almacenamiento de calor y otras tecnologías de gestión de energía, según el ministerio. Además, es completamente reciclable.

Asimismo, se han utilizado materiales y sistemas totalmente reciclables y reutilizables directamente en otros edificios, sin necesidad de grandes procesos de transformación. El uso de elementos prefabricados sin el uso de adhesivos para su fijación contribuye de forma clara a esta característica.

Por otro lado, a pesar de su aspecto “tecnológico”, la estructura base del edificio es de madera, algo que ensalza este elemento como un material totalmente al día y factible en la arquitectura que busca la eficiencia energética. También se opta por la celulosa como aislamiento principal, por lo que es evidente la apuesta por materiales naturales.

El corazón de la vivienda es el núcleo técnico, el cual tiene una característica muy especial: no se trata de un recinto cerrado al estilo “sala de máquinas”, sino que se convierte en un elemento acristalado que el habitante verá dentro de su vivienda para ponerlo en valor. Eso sí, la maquinaria está ordenada y, aparte de estar totalmente diseñada para optimizar la eficiencia energética, se convierte en un elemento estético fundamental de la vivienda que analizamos.

Se realizó un gran esfuerzo para incorporar estéticamente las células fotovoltáicas en la vivienda, ya que forman parte de la cubierta y la fachada sur, sin percibirse como un elemento extraño, y además en la fachada norte se incorpora un material con un acabado similar a los paneles fotovoltáicos, consiguiéndose una percepción de unidad material total.

Lo interesante de la CEP (Casa Eficiente Plus) es que funciona con muros y techos cuyo K es igual a 0,11 W/m2k. Este valor, si bien está alejado del 1,5 W/m2k del muro de bloque cerámico de 18 cm revocado, se encuentra al alcance de la oferta de algunos muros típicos de sistemas constructivos locales, cuyo estándar es K=0,24 W/m2k y con ajustes podrían proporcionar un muro similar al de la casa CEP.

La Casa eficiente Plus es un paso más hacia la eficiencia enérgetica real, siendo un claro ejemplo de lo que las viviendas pueden llegar a ser en un futuro cercano. Todo ello sin desestimar un diseño moderno y el aporte necesario de la tecnología.

Nuevas legislaciones de acondicionamiento higrotérmico en nuestro país

La Ley 13.059 tiene como finalidad, establecer las condiciones de acondicionamiento térmico exigibles en la construcción de los edificios para contribuir a una mejor calidad de vida de la población y a la disminución del impacto ambiental a través del uso racional de la energía. Esta ley exige que todas las construcciones públicas y privadas destinadas al uso humano que se construyan en la Provincia de Buenos Aires deberán garantizar un correcto aislamiento térmico, acorde a las variables climatológicas, a las características de los materiales, a la orientación geográfica y otras condiciones que se determinen por vía reglamentaria.

A los efectos indicados en esta ley, serán de aplicación obligatoria las normas técnicas del Instituto de Racionalización de Materiales (IRAM) referidas a acondicionamiento térmico de edificios y ventanas.

El subcomité IRAM de acondicionamiento higrotérmico funciona desde hace 40 años, elaborando la normativa que será obligatoria en la provincia de Buenos Aires. Hasta ahora solo se exigía en obras públicas financiadas con aportes del Estado (Banco Hipotecario) y bancos privados que en sus hipotecas lo exigen.

La aplicación de esta ley se llevará a cabo a través del decreto 1030/2010, bajo la autoridad municipal en casos de obras privadas y particulares; y el Instituto de la Vivienda del Ministerio de Infraestructura de la provincia para revisar las obras públicas. Para ésto se creó una Comisión Técnica en el año 2011 cuyo objeto es el esclarecimiento y capacitación de los cuerpos técnicos de las autoridades de aplicación. Esta comisión ha trabajado en un plan de capacitación anual basada en tres puntos claves:

- Explicación de los aspectos teóricos de las Normas IRAM especificadas en el Decreto reglamentario.

- Capacitación sobre el desarrollo de ejemplos cuyas respuestas tecnológicas cumplan con las exigencias legales.

- Asesoramiento sobre la documentación y las soluciones tecnológicas.

El cumplimiento de esta ley, sin dudas, ahorrará energía protegiendo el ambiente, pero además, eleva el nivel de las construcciones y consecuentemente el confort de las personas que los habitan, llevará a tecnificar la construcción, requiriendo, necesariamente, mayor participación de los ingenieros y sobre todo, impulsará el desarrollo tecnológico en nuevos sistemas de construcción tal como el comentado a principio de esta nota.




Fuentes:Estudio: Acondicionamiento higrotérmico de las construcciones – Ing. Civil Horacio Mac Donnell


Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores