El sitio de la construcción del sur argentino

Septiembre 2014 - Año XXIII
Noticias y Novedades

Museo de Aspen

Con el trasfondo de las montañas de Colorado, el nuevo museo de Aspen, diseñado en 2014 por el ganador del Premio Pritzker de Arquitectura, Shigeru Ban (Tokio, 1957), abrió sus puertas en septiembre último.

Situado en un sitio de lujo para la práctica del esquí, el museo es esencialmente una caja de cristal envuelta en un entramado compuesto (papel, resina y chapa de madera) de celosía en dos de las fachadas del edificio. Sobre la base de diseños de papel y cartón –tan repetidos e identificatorios en la obra del arquitecto– la estructura reticular reviste esencialmente el cubo desnudo y, a su vez, permite que el entorno natural aparezca a través de la superposición, destacando los interiores del lugar.

Ordenado en tres niveles, el museo en sí es una obra de arte entre los espacios interiores y exteriores, unidos por una gran escalera que también lleva a los visitantes hasta la azotea pública, a la cual se puede acceder sin tener que recorrer todo el museo, siendo una atracción por su propio peso. Ese sitio cuenta con las mejores vistas de Aspen, de las onduladas montañas circundantes, visuales de las cuales también se puede disponer a través de la cáscara, en las plantas inferiores.

No sólo ayuda a la construcción mezclarse con el entorno natural, sino que también proporciona sombra dentro del edificio, además de servir para cortar, con arte y sutileza, la luz, proyectando sombras decorativas en los principales espacios de la escalera, pasillo y entrada.

A diferencia de la mayoría de los edificios de este tipo, la entrada al museo se encuentra en la azotea. ‘’Es como la experiencia de esquí, para la cual se sube a la cima de la montaña, se disfruta de la vista y luego uno se desliza hacia abajo‘’, mencionó el proyectista de la obra. La azotea también alberga una sala de exposiciones con un jardín de esculturas, la cafetería y el bar.

La pasión de una fachada se mostrará en dos años”

La fachada de la Pasión de la Sagrada Familia de Barcelona se prevé que quedará lista en aproximadamente dos años, y se analiza la posibilidad de que incluya el monumento que Antoni Gaudí proyectó para homenajear al obispo catalán y su amigo personal, Josep Torras i Bages.

Así lo anunció el coordinador de las obras desde 1985 hasta 2012, actual director emérito y coordinador del templo, Jordi Bonet, en el marco del “I Congreso Internacional Antoni Gaudí”, celebrado en la Universitad de Barcelona con un centenar de expertos mundiales.

El proyecto, de 20 metros de altura, se basa en tres patas correspondientes a las virtudes teologales –Fe, Esperanza y Caridad–, llevado a cabo gracias a la copia de uno de los dibujos del arquitecto catalán que no se perdieron con la quema de su estudio, en 1936.

Bonet ha estudiado la proporción del homenaje a Torras y Bages y constatado que sigue las leyes geométricas gaudinianas, con proporciones de 7,5 metros, 7,5 metros y 3,75 metros, o bien cinco veces 3,75, y aseguró que podría estar listo con el final de las obras de la fachada de la Pasión, en 2016.

Bonet ha aprovechado, además, el congreso para mostrar una imagen inédita del arquitecto catalán, fechada en 1925, fruto de una película filmada en el Monasterio de Monterrat, donde se ve un Gaudí “sonriente”. También ha reivindicado la “fama de santo” del considerado “arquitecto de Dios” y “poeta de la piedra”, y ha remarcado que tanto si finalmente se lo canoniza o no a Gaudí como santo, el proceso habrá servido para profundizar en su vida y obra.

La fachada de la Pasión es la segunda que se construyó, siguiendo el proyecto original de Gaudí. El arquitecto dejó sólo apuntada la parte decorativa y previó que las generaciones futuras harían alguna intervención según los gustos estéticos del momento. Recibe este nombre porque representa la Pasión de Jesús, escenificada en las doce estaciones del Vía Crucis, elaborado con conjuntos escultóricos de gran dramatismo e intensidad emotiva. Está orientada al oeste y recibe los últimos rayos del sol, disposición que acentúa el efecto simbólico de oscuridad y penumbras. Igual que las otras fachadas, incluye tres accesos y cuatro campanarios.

Siemens en Masdar City

El edificio corporativo para Siemens, ubicado en la ciudad de Masdar, Abu Dhabi, establece un nuevo punto de referencia para los edificios de oficinas sustentables en el Medio Oriente.

La estructura, de 22.800 m2, parece “flotar” sobre una nueva plaza pública, siendo el resultado de un requerimiento muy estricto propuesto por Siemens y la ciudad de Masdar, y fue desarrollado por Sheppard Robson con el objetivo de crear la edificación más sustentable posible al mismo costo por metro cuadrado que una típica oficina. El edificio es uno de los primeros en la región en obtener la certificación LEED Platinum, al combinar ofrecer una forma eficiente y compacta que utiliza menos material y reduce las emisiones de carbono.

Las plantas, ocupadas en más de un 60% por la empresa, “flotan” sobre una plaza pública que conecta el cambio de nivel entre el zócalo adyacente y la plaza, diseñada como una terraza y extensión de lo existente y que estimula el movimiento peatonal. Este espacio se ve reforzado por una serie de habitaciones externas, locales comerciales y recepciones.

Puente para ciclistas

La ciudad de São Paulo tiene pocos puentes para ciclistas y peatones, lo cual no deja de ser un inconveniente para quienes optan por este medio de transporte. Por eso resultó alentadora la habilitación de este paso en el encuentro entre el río Pinheiros y el canal de la represa de Guarapiranga. Mediante la conexión de ambos lados, la ciclovía se extiende paralela al río y los peatones pueden acceder más rápidamente a la estación del metro. Además de conectar las dos orillas, la obra genera un lugar para contemplar el paisaje. Dos islas metálicas, sobre pilotes de concreto, sirven como soporte para sus 90 metros de longitud. Las mismas están cubiertas por vegetación en referencia a los nenúfares, inspiración conceptual del proyecto. Con el fin de mantener la navegabilidad del canal, el tramo central es móvil a partir de dos partes centrales de la estructura lineal que giran mediante un motor eléctrico.

Los números de Zaha Hadid

La arquitecta Zaha Hadid (Bagdad, 1950) ha sido seleccionada para diseñar una nueva galería de matemáticas en el Museo de Ciencias de Londres. Destinada a ser la “galería más importante del mundo de las matemáticas”, según señaló Ian Blatchford –director del museo–, la galería examinará las ideas de los principales matemáticos de los últimos 400 años, en un esfuerzo por ilustrar cuánto las matemáticas han ayudado a formar nuestro mundo.

El Secretario de Estado británico para la Cultura, Hon Sajid Javid, señaló: “las matemáticas son una parte vital de una educación integral. Así que la gran noticia es que el Museo de Ciencias tendrá una nueva galería, ayudando a darle vida y hacerlo significativo para todos”.

“El diseño explora las diversas influencias de las matemáticas en nuestra vida diaria, transformando conceptos aparentemente abstractos en una experiencia interactiva para visitantes de todas las edades”, señaló Hadid. Como parte del plan maestro de cinco años del South Kensington, se espera que la Galería de Matemáticas –que demandará una inversión de 13 millones de Euros– sea inaugurada en 2016 e incluirá la avioneta experimental Handley Page (1929), cuyo diseño estimuló el estudio de la aerodinámica y la tensión de los materiales, sirviendo de inspiración para el diseño arquitectónico de Hadid.

Prefabricadas a puro diseño

El diseñador industrial Philippe Starck (París, 1949), acaso el más renombrado y prestigioso del mundo en su especialidad, ha presentado su proyecto de vivienda particular, prefabricada y de bajo consumo energético, emplazada en Montfort l’Amaury, a 54 kilómetros de París. La casa, de dos alturas, presenta una envolvente acristalada con paneles de aluminio y es uno de los 34 modelos de la serie PATH (Prefabricated Accessible Technological Homes), la segunda colección de viviendas diseñada para el fabricante esloveno de construcciones prefabricadas en madera Riko.

El sistema de componentes modulares reduce el plazo de entrega a seis meses y el montaje a dos semanas, lo cual es un verdadero logro en el objetivo de montar rápidamente la vivienda. La flexibilidad en la composición permite al cliente personalizar su pedido con un costo variable por metro cuadrado de entre 2.500 y 4.500 euros -en una superficie mínima de 140 y máxima de 350 m2- pudiendo seleccionar, entre otros elementos, que la unidad sea de una o dos alturas; con fachadas en madera, aluminio o combinados; cubiertas planas, a dos aguas o en voladizo; paneles fotovoltaicos, turbinas eólicas y sistemas de recogida de agua.

Una mansión de Philip Johnson a 27.5 millones de dólares

La única casa en Dallas diseñada por el arquitecto Phillip Johnson (1906-2005) fue puesta a la venta en la atractiva suma de 27.5 millones de dólares, y da cuenta de la especial significación que supone vivir en un espacio diseñado por uno de los grandes arquitectos del siglo XX.

La vivienda fue construida en 1963, en el prestigioso vecindario de Preston Hollow, y en ella se ha alojado al presidente norteamericano Barack Obama, invitado por sus antiguos dueños, Naomí Aberly y Larry Lebowitz.

La vivienda ha sido renovada en los últimos años, aunque sin resignar su forma original. Se ubica en un terreno de 6,5 hectáreas, con más de 300 árboles, y dispone de cinco habitaciones, nueve baños, una escalera doble, una librería, una casa de piscina, cancha de tenis y una sala multimedia.

Su arquitectura ha sido galardonada por el Instituto Americano de Arquitectos y la Sociedad Americana de Arquitectos del Paisaje por su diseño y paisaje contemporáneo.

El crítico arquitectónico Mark Lamster indicó, en un artículo del Dallas Morning News, que la mansión, de 1.058 metros cuadrados, “fue hecha para vivir; no solo para ser exhibida”. “Johnson creó espacios que fueron realizados para que las personas los llenen”, dijo Lamster.

Johnson fue el gran impulsor de lo que denominó “Estilo Internacional”, consolidando ese lenguaje en Norteamérica a partir de promocionar los trabajos de Walter Gropius, Mies van de Rohe y Le Corbusier, entre otros. Con el tiempo se inclinó por el posmodernismo y con ese estilo diseñó esta obra para el empresario de la construcción Henry C. Beck Jr.

Johnson es también conocido por el diseño de Glass House en New Cannan, Connecticut; la Catedral de Cristal en Garden Grove, California y, junto con Mies van de Rohe, el rascacielos ­Seagram en New York.

El brutalismo, un lenguaje vigente

Atrevido, descarado y confrontativo, para muchos estudiosos difícilmente puede haber una propuesta más controversial que el movimiento arquitectónico conocido como “brutalismo”. Su mismo nombre es engañoso, al punto que muchos condenan sus creaciones por su “brutalidad” aparente. La etimología de brutalismo se encuentra en el “béton brut” -francés-, literalmente “el hormigón visto”, y la idea fue construir con ese material y dejarlo completamente expuesto, sin ningún tipo de tratamiento posterior.

El término también refiere a un momento particular de la arquitectura británica de la posguerra y el fenómeno más amplio de los años ‘60 y ‘70, de un modernismo casi escultórico de hormigón en bruto, con manifestaciones en todo el mundo. Hoy, curiosamente, la propuesta vuelve a tener sus adeptos.

Uno de los promotores de este estilo fue el arquitecto Le Corbusier, con su Unité d’Habitation en Marsella, tanto en términos de estética y programa social. Terminado en 1952, la Unité se compone de 12 plantas de apartamentos que se accede desde “calles” interiores. Aunque la Unité reflejaba las aspiraciones utópicas de pre-guerra, muchos vieron su forma y estética como reflejo del espíritu del momento y un camino a seguir para una regeneración de la arquitectura moderna.

En la argentina son reconocidas obras como la ex sede del Banco de Londres en Buenos Aires (1960), la Biblioteca Nacional (1961) –ambas de Clorindo Testa-- y el Teatro Argentino de La Plata (1980).

En los últimos años el “brutalismo” ha sufrido una especie de rehabilitación, poniéndose de moda en ciertos círculos arquitectónicos. Los “edificios brutalistas históricos” tienen, entre tanto, un poder sublime e inquietante como pocos, y luego de haber sido demolidos varios modelos, los que quedan buscan ser preservados para la posteridad.

Buenas ideas para ampliar la Sydney Art Gallery

Doce estudios fueron invitados a participar en una competencia de dos etapas para el “Sydney Modern Project”, la cual pretende definir la ampliación de la Galería de Arte de New South Wales (NSW). Sólo cinco estudios pasarán a la ronda final para producir diseños conceptuales. El criterio de la convocatoria fue el de buscar estudios de “habilidades de diseño extraordinarias”. No se trata de un reto menor y abre, además, una gran expectativa para conocer cómo se plantea intervenir en un edificio de líneas neoclásicas, diseñado en 1895.

“La visión moderna de Sydney para su ampliación y transformación es mucho más que un proyecto de construcción”, menciona el director de la galería, Dr. Michael Brand, detallando que se buscan ideas que creen un diseño “ambicioso, inteligente, sensible, sostenible y altamente funcional”.

Los estudios convocados son: Candalepas Associates; David Chipperfield Architects; Fender Katsalidis; Herzog & de Meuron; SANAA; Kengo Kuma & Associates; Kerry Hill Architects; Singapore; Nieto Sobejano Arquitectos; Renzo Piano; RMA Architects; Sean Godsell Architects; Melbourne; Tod Williams and Billie Tsien Architects; New York.

“Cada uno ha demostrado una arquitectura ejemplar y la capacidad de tomar el espacio en una variedad de diferentes escalas, incluyendo además el paisaje”, añadió Brand. El ganador será anunciado en abril de 2015 y se espera que la obra –con un presupuesto estimado de 400 millones de dólares que duplicará la actual superficie– sea completada en el 2021, en coincidencia con el 150 aniversario de la Galería.

Mercado, colores y propuestas

El Markthal de Róterdam, proyectado por MVRDV, fue inaugurado el pasado 1 de octubre, con la presencia de la reina Máxima de Holanda. Se trata de una nueva tipología de edificio, que combina un mercado sobre el cual se ubican cientos de apartamentos.

El Markthal es el primer mercado cubierto holandés y constituye una nueva tipología. Consta de 228 apartamentos, distribuidos en un arco que cubre el conjunto, y un mercado, tiendas de alimentación y restaurantes en las plantas baja y primera. Además, cuenta con estacionamiento subterráneo. El edificio se ubica en el centro de la ciudad y es parte del proyecto de transformación del histórico barrio.

En las fachadas transversales el arco queda cerrado por cristaleras transparentes, sostenidas por una red de cables de acero, una solución que garantiza la protección del frío y la intemperie y, al mismo tiempo, permite ver el edificio como una estructura abierta hacia el exterior.

La fachada y el suelo de la planta baja y del entorno están revestidos de piedra natural gris, que enfatiza el interior colorido del lugar, donde los artistas Arno Coenen e Iris Roskam han realizado “Cornucopia”, una superficie de más de 11 mil m2 con imágenes de productos alimentarios, flores e insectos, evocando las obras de los pintores holandeses del siglo XVII. Las imágenes han sido realizadas mediante programas informáticos y se han impreso en paneles de aluminio para obtener una resolución comparable a la de una revista.

Una joya del Románico, invadida

La iglesia de Frómista (al norte de Palencia, comunidad de Castilla y León) es una joya del románico, construida en el año 1000, ubicada en el Camino de Santiago de Compostela, a la cual el año pasado visitaron 55.000 personas.

Una polémica iniciada en este pueblo de 840 habitantes ha saltado a las redes sociales, donde se ha acusado a quienes están construyendo, junto a la iglesia, dos viviendas a las que han calificado como “aberración”, por afectar con su presencia el histórico edificio de piedra. La respuesta de los propietarios y de la Junta de Castilla y León es que el proyecto, en un terreno privado donde había un edificio desde hace más de un siglo, cumple las normas y tiene el visto bueno de la Comisión de Patrimonio.

La iglesia de Frómista es capital para entender el románico pleno español, el más clásico, y conserva muy bien su organización arquitectónica y escultórica.

Pero la cuestión es que hoy la obra choca violentamente a la vista, porque una parte del edificio de dos plantas en construcción, la más cercana a la iglesia, está sobre el patio de la antigua casa, que tenía una valla mucho más baja y causaba un impacto visual menor. Todo ello en una iglesia declarada Bien de Interés Cultural.

Los Amigos del Románico –una asociación sin ánimo de lucro dedicada a la defensa y a la divulgación del Patrimonio románico español– indicaron que la relevancia de la iglesia de San Martín es tal que fue declarada como bien protegido en 1894. Una de las características del edificio, destacada por buena parte de estos estudiosos, es su equilibrado juego de volúmenes, lo que le ha convertido en un ejemplo paradigmático de una iglesia románica.

“Es la contemplación de este equilibrio lo que se está poniendo en peligro con la mencionada construcción. Si bien la edificación sustituirá a una preexistente, la utilización de lo que era el patio como parte de la vivienda incrementa su volumen y provoca un impacto visual mayor”, indican.

Mencionan, además, una ley de Patrimonio Cultural de Castilla y León que “en lo referente al entorno de protección de un bien inmueble, al volumen, a la tipología, a la morfología y al cromatismo, las intervenciones no podrán alterar los valores arquitectónicos y paisajísticos que definan el propio bien”.

Por ahora la obra avanza mientras los distintos protagonistas intentan modificar la situación y dejan en claro cómo un bien patrimonial puede verse afectado no sólo por intervenciones sobre él, sino por cualquier movimiento que se verifique en sus alrededores.

Barcelona alienta los graffitis

En septiembre arrancó en Barcelona, España, la primera fase de Ciutat Bella, un proyecto artístico-social que consiste en la realización de intervenciones murales sobre paredes medianeras del distrito de Ciutat Vella.

Muralistas contemporáneos realizarán, durante 2014 y 2015, piezas artísticas de grandes dimensiones que podrán contemplarse formando un circuito/exposición.

El proyecto pretende que la vía pública de Barcelona muestre el potencial artístico y cultural de una ciudad en continua evolución y transformación, y asimismo busca fomentar valores de convivencia y civismo a través de una acción artística, donde el distrito de Ciutat Vella se ponga en valor como uno de los nichos más prolíficos de la cultura local.

El artista Sixe Paredes, que ha realizado su tributo al pintor Joan Miró, fue el primero en intervenir en esta iniciativa con un mural en la pared medianera de calle Sant Pau número 88. Esta obra coincide con la exposición que puede visitarse de manera gratuita en la Fundación Joan Miró. Ese primer mural que inicia el proyecto está apadrinado por entidades financieras. Entre otros artistas, ya comprometieron su participación Lucas Milà, Spogo, Aryz, Btoy, Jorge Rodríguez-Gerada e Inocuo.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores