El sitio de la construcción del sur argentino

Septiembre 2014 - Año XXIII
Editorial

Un “fin de ciclo” con buenas evaluaciones y altos atributos de gestión

por Ing. Ricardo R. Kloster - Director
D

iciembre ha sido, ultimamente, un mes controvertido y traumático para nuestro país. Sin embargo, este año presenta perspectivas mejores que permiten suponer que tendremos un fin de año sin grandes reclamos, piquetes o variaciones abruptas de precios.

La brecha cambiaria, el gran dolor de cabeza de la actual gestión de gobierno desde la corrida sufrida en enero pasado, se ubicó por debajo del 50%, cuando llegó a superar en algunos momentos el 100% y agoreros varios pronosticaban el apocalipsis económico del país; las reservas del Banco Central volvieron a superar los 30 mil millones de dólares, merced al acuerdo swap con el Banco Central de China, y se lograron acuerdos con varios gremios, que permitirán transitar los últimos días del año con mayor tranquilidad.

Este diciembre fue, además, particular por otros dos hechos: se cumplieron 31 años del retorno a la democracia y será el último con Cristina Fernández de Kirchner como presidenta de la Nación. Así y todo, con más de 7 años de gestión de la presidenta y 11 del oficialismo, si sumamos los de de Néstor Kirchner, se reconoce al gobierno un apreciable nivel de legitimidad, a pesar de haber tenido que transitar por vicisitudes varias.

Según una encuesta realizada por la consultora Ibarómetro, casi el 50% de la sociedad hace un balance positivo de todo el ciclo de la actual gestión, valorando como la medida más significativa la implementación de la Asignación Universal por Hijo, seguidas por la estatizaciones de YPF y las AFJP, y la legislación sobre el matrimonio igualitario.

El presente año cierra, además, con una nutrida sanción de leyes, en las que el oficialismo hizo valer sus mayorías y la oposición no logró articular propuestas superadoras, mostrando en algunos casos una imagen de disgregación, por intereses prematuros y personalistas. También quedaron evidenciados algunos errores del oficialismo, al concederle un rol protagónico a ciertos personajes que le dedicaron más tiempo a la farándula que a la gestión legislativa para la que fueron elegidos.

Faltando poco menos de un año para que culmine la actual gestión de gobierno, la gobernabilidad no pareciera estar comprometida, quedando como la gran batalla a dar el reducir los altos niveles de inflación, que conspiran contra cualquier acuerdo que se produzca en las paritarias de principios de 2015.

Lo cierto es que nos aprestamos a ser parte de un nuevo período electoral, de resultados inciertos y sin certeza en quiénes serán los candidatos, pero que tendrá, como gran valor, el afianzamiento y el fortalecimiento del sistema democrático de gobierno en nuestro país.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores