El sitio de la construcción del sur argentino

Mayo 2014 - Año XXIII
Actualidad bahiense

Nueva sede para el Museo y Archivo Histórico de la ciudad

El 11 de abril del corriente año se festejaron los 186 años de la ciudad de Bahía Blanca. El acto oficial del aniversario se vio embellecido con la inauguración del Museo Histórico, que desde esa fecha funciona en el viejo Hotel de Inmigrantes, en la calle Saavedra 951.


T

ras 61 años de su creación, el Museo Histórico de la ciudad funcionaba en el subsuelo del Teatro Municipal, hace más de 53 años. Desde el 11 de abril pasado en horas del mediodía, luego de la entrega de ofrendas florales en el Monumento a los Fundadores y en la urna que contiene los restos del Coronel Ramón Estomba, en la Catedral local, el Intendente municipal Gustavo Bevilacqua presidió el acto inaugural de la nueva sede para el Museo, con la concurrencia de vecinos, funcionarios, representantes de instituciones y agrupaciones, que colmaron el colorido patio del lugar, mientras Soledad Biselli y el Grupo Baixa interpretaban música latina.

La directora del Museo, Ana Luisa Dozo relató emocionada los pasos previos al traslado y agradeció el apoyo recibido en un hondo discurso. Poco después lo hizo el Director del Centro Cultural, Sergio Raimondi, quien invitó a los vecinos a visitar el museo y seguir colaborando en la construcción de nuestra historia.

Durante la ceremonia se presentó el primer ejemplar del libro “Bahía Blanca Ciudad de encuentros”, que posee una recopilación de imágenes del reportero gráfico Sebastián Cortés, con textos del periodista Mario Minervino. También se reconoció a la científica bahiense de la Universidad del Sur, recientemente premiada en París, Cecilia Bouzat.

Una vez finalizado el acto, la concurrencia se deleitó con bocaditos, empanadas y panes dulces, elaborados por alumnos del Instituto Superior “Pedro Goyena” coordinados por el chef Ignacio Gerbino y la Lic. Victoria Gallardo. La pastelera Teresa Chelía preparó la torta inaugural del evento.

Mientras los primeros visitantes ingresaban a la sala, Mauro Ponte acompañaba desde el piano con música de películas, boleros y tangos.

En su nueva sede, el museo cuenta con un ingreso dedicado a la historia del edificio, una sala principal organizada cronológicamente y un gabinete de curiosidades que atesora el corazón de la institución, y que el público podrá visitar.

Nuevas comodidades, como un futuro bar, y un patio que los visitantes ya pueden disfrutar, permitirán realizar espectáculos y diferentes actividades que enriquecerán esta nueva etapa del Museo y Archivo Histórico de Bahía Blanca.

Historia del edificio

El Hotel de Inmigrantes, con una superficie de 4.500 m2, fue terminado en el año 1890, pero recién recibió los primeros contingentes de ciudadanos españoles en 1911, y este intento de que los inmigrantes llegaran a Bahía Blanca en forma directa duró hasta 1912.

El entonces presidente de la República, Miguel Juárez Celman, propuso crear esta clase de hoteles, totalizando doce en el país, para albergar a los nuevos habitantes de la Argentina.

El hotel disponía de dos amplios comedores, cocina, tres grandes dormitorios, con 300 camas cada uno, y varios depósitos para almacenar equipajes. En el ala derecha del edificio se ubicaban las oficinas de la Comisión de Inmigración, y en el ala izquierda, la Sala de Lectura para leer diarios, consultar mapas y escribir correspondencia. En sus paredes había mapas de la República Argentina y, especialmente, de la provincia de Buenos Aires, para que los inmigrantes adquirieran conocimientos útiles sobre el país que les brindaba su hospitalidad. En una especial bienvenida, un buen número de vecinos de Bahía Blanca acompañaron a los recién llegados hasta su alojamiento. El Hotel de Inmigrantes se había iluminado y embanderado. Sus jardines cuidados y demás dependencias esperaban a los primeros inmigrantes, que quedaron admirados de semejante recibimiento al escuchar la banda de música.

La mayor parte de su vida, el hotel funcionó como cuartel, que alojó diferentes regimientos que hoy ya no tienen su sede en la ciudad, hasta 1992, año en que el edificio fue adquirido por el ex intendente Jaime Linares, con esta finalidad cultural.

El Hotel de Inmigrantes fue declarado patrimonio municipal, provincial y nacional a través de los siguientes decretos:

  • Inventario Municipal: 107-92.
  • Monumento Histórico Nacional - Decreto PEN Nº 1.020 del 10 de agosto de 2004.
  • Monumento Histórico Nacional - Ley Nº 13.427.

Más de cien años de historia, desde los primeros pobladores hasta el último carnaval, invitan a quienes recorran sus salas a interrogarse y despertar su curiosidad. De esta forma, el museo se convierte en custodio y conservador del patrimonio tangible e intangible de nuestra ciudad, asegurando a generaciones futuras conocer y hondar en sus raíces.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores