El sitio de la construcción del sur argentino

Marzo/Abril 2014 - Año XXIII
Tránsito urbano

Una valiosa mirada sobre el tránsito en Bahía Blanca

Entrevista al Ing. Rodolfo Dillon. Centro de Ingenieros de Bahía Blanca. En esta nota compartimos las reflexiones y los aportes técnicos del Ingeniero en Construcciones Rodolfo Dillon, actual secretario del Centro de Ingenieros de Bahía Blanca, acerca de la problemática del tránsito en la ciudad, las posibles alternativas para sobrellevar la situación de caos que se sufre cotidianamente y los nuevos proyectos viales urbanos que se están encarando.

E

n los últimos años aumentó considerablemente el parque automotor de Bahía Blanca. Al mismo tiempo, la comuna empezó a profundizar las restricciones para dejar los autos en la calle y subieron los precios en los estacionamientos. A todo ésto se suma el descontento de los ciudadanos, quienes muchas veces no tienen otra opción que dejar los autos donde pueden y caminar muchos metros hasta llegar al sitio de destino. La urgencia de encontrar un lugar cercano deriva, incluso, en que las infracciones por estacionar mal sean las más frecuentes entre las sancionadas por los agentes de la Guardia Urbana.

Al ser consultado sobre la situación del tránsito y desborde vehicular que acosa hoy a nuestra ciudad, el ingeniero Rodolfo Dillon señaló: “Hay un problema educativo. Mucha gente estaciona el coche en doble fila, pone las balizas y se olvida del mundo. Las escuelas deberían tener una dársena 30 metros antes, que le permita a los autos ubicarse ahí sin necesidad de estar en doble fila con los chicos bajando del lado del tránsito, con el peligro que esto significa”.

“También hay calles como Alvarado y Saavedra, que son de circulación rápida, que ya deberían tener la prohibición de estacionamiento en el sector izquierdo a lo largo de todo el macrocentro y sólo dejar el lado derecho para estacionar”, agregó.

En relación al papel que juegan los semáforos, el ingeniero remarcó que es muy importante hacer un mapa de accidentes, para saber cuáles son las esquinas más conflictivas en función de aquellos que se van registrando. “Particularmente soy de la idea de poner la menor cantidad de semáforos, porque entorpecen el tránsito. La Avenida Alem, por ejemplo, tiene el problema de que están mal sincronizados, Vieytes es una de las pocas calles donde funcionan correctamente. La velocidad de los coches no se reduce de esta forma, sino con una onda verde, que te obliga a ir a una velocidad determinada. Si circulás a menor velocidad de la indicada, vas a producir un embotellamiento o el semáforo va a ir cortando tu ritmo. En cambio, a menor consumo menor contaminación. Si vas a un ritmo sostenido de ‘tercera’ circulás de manera ágil y no gastás tanto combustible”.

La construcción de cocheras subterráneas

Frente a la falta de planificación y de espacios para el estacionamiento, sobre todo en la zona céntrica de nuestra ciudad, se mencionó en el contexto de las elecciones legislativas de octubre de este año la creación de cocheras subterráneas, dando respuesta a la demanda de lugares fijos y temporales. Sin embargo, Dillon sostuvo que esta iniciativa es inviable en Bahía Blanca. “Eso es interesante para ciudades como Buenos Aires. Bahía Blanca tiene la napa freática a una profundidad de 2 o 3 metros en el centro. Las bombas de agua deprimen la napa de modo tal que cuando se hace el cimiento no se inunda. En estas condiciones, si uno hiciera cocheras subterráneas sería sumamente costoso, porque habría que estar continuamente deprimiendo la napa, y ésta estaría empujando el ‘cajón’ de cocheras hacia arriba. Es la misma limitación con la que nos encontramos cuando decimos que en Bahía no podría haber subtes”.

Por este motivo, planteó como opción válida las cocheras sobre nivel y aquellas donde las rampas de acceso no existan o constituyan una sola vía de ingreso o egreso (rampas móviles mecanizadas) o, sino, a través de un sistema de estacionamiento con ascensores, con desplazamiento vertical y horizontal y boxes individuales, dotado de un Valet Parking. “Ya hay un proyecto de estas características en Sarmiento y Granaderos”, apuntó.

Por otro lado, el incremento constante del parque automotor y la realidad de que haya casi un auto cada dos bahienses provocó el interés de nuevos comerciantes que quieren dedicarse al rubro del estacionamiento. En este sentido, Dillon manifestó que el Estado Municipal podría desgravar impositivamente aquellos emprendimientos que favorezcan la instalación de cocheras, “ya que desde el punto de vista inmobiliario no son un gran negocio. Y, por supuesto, tendrían que preverse más cocheras en el macrocentro, no sólo concentradas a dos o tres cuadras de la Plaza Rivadavia”, añadió.

Semáforos inteligentes en la ciudad de Rosario

A propósito de la importancia del estudio de los semáforos, Dillon nos comentó la experiencia de la ciudad de Rosario. En tal sentido, destacó “Con la intención de bajar la tasa de accidentes, el responsable de tránsito en Rosario, el ingeniero Santiago Tazzioli, creó un sistema inteligente de semáforos dotados de cámaras de video que, correctamente sincronizados, regulan la velocidad de los automóviles a una determinada velocidad (onda verde) que no resulta peligrosa y que permite circular a una velocidad razonable, sin detenciones ilógicas. En el caso de producirse un embotellamiento de tránsito por circulación excesiva, el sistema permite ser desregulado, dando privilegio de paso a la vía de tránsito más congestionada en determinado punto de la ciudad, medida que es tomada en cuenta por los semáforos adyacentes a través de su sistema de control que los vincula, sincronizándolos. Y si ocurre un accidente, captado por las cámaras, que también cumplen funciones para la seguridad de los peatones, la respuesta suele ser mucho más rápida”, aseguró Dillon.

Al preguntársele sobre la posibilidad de gestionar este interesante proyecto en Bahía Blanca, el ingeniero dijo que no es imposible, pero sí muy costoso. “Ésto se aplicó en todo Rosario y llevó mucho tiempo y una gran inversión. A la par, se hizo un centro único de denuncias de accidentes de tránsito. Uno concurre al mismo y en forma gratuita le sacan la foto digital del auto siniestrado, es decir, que no hay posibilidad de fraguar nada. Luego, la Municipalidad gira a la compañía de seguros todos los antecedentes de ese cliente. En dicho centro se va armando un mapa de accidentes, una gran ‘mancha’ que muestra los puntos más álgidos en distintos colores”, explicó.

El proyecto del Tren Universitario

En un intento por replicar la experiencia que se está llevando a cabo desde abril del año pasado en la Universidad Nacional de La Plata, y pensando en un medio de transporte apto para todo público, seguro, económico y menos contaminante, Dillon sugirió implementar en algún momento el denominado “Tren Universitario”, el cual podría convivir sin inconvenientes junto al tránsito vehicular de la ciudad.

“Por obra de la casualidad, los diferentes edificios correspondientes a distintas dependencias universitarias han quedado alineadas a lo largo del tendido ferroviario norte de la ciudad, razón por la cual es posible vincularlas a través de un sistema urbano de ese medio de transporte, con la consiguiente disminución del flujo vehicular, la disponibilidad de estacionamiento y la posibilidad de sumar un nuevo sistema de comunicación a nuevos barrios existentes en ese sector”, expresó el profesional.

También señaló que la zona de la Estación Sud, que está relativamente degradada, se podría convertir en una nueva alternativa para emprendimientos inmobiliarios dirigidos a alumnos universitarios de la ciudad, con el beneficio urbanístico que esto supone, “ya que descomprimiría la demanda de tierras en el Barrio Universitario requeridas para tal fin”.

A modo de conclusión, Dillon insistió en la importancia de hacer una campaña de educación vial para la población, ya que se observa un desconocimiento general en lo que refiere a reglas de tránsito. Indica que habría que trabajar en nuevas campañas de educación vial que reforzaran lo que se trabaja con los chicos en edad escolar, acercando mejor y más información a los adultos. “Mucha gente, por ejemplo, desconoce que el carril izquierdo es de circulación ágil, y éso se debe a la falta de información”, subrayó. Por último, destacó que “Acá ha mejorado mucho el examen de conducción, ahora se evalúan otros conocimientos importantes, más allá de la pericia del conductor para salvar una serie de conos colocados en forma sucesiva que, si bien demuestra el control sobre el movimiento del vehículo, nada dice sobre su comportamiento en medio del tránsito vehicular”.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores