El sitio de la construcción del sur argentino

Enero 2014 - Año XXIII
Decoración

Tendencias modernas para salas de estar

por Melisa Pietrantonio

La sala de estar de un hogar es un área importante para toda la familia. Allí convergen los intereses de todos los miembros de la casa: desde el espacio de lectura, el sillón para ver televisión, la zona de videojuegos y entretenimientos o simplemente el lugar de descanso y relax. Por este motivo, remodelarlo puede causar muchos dolores de cabeza si se quieren aunar todos los gustos familiares. Compartimos aquí algunas recomendaciones para hacer más amena esta tarea.

L

as tendencias actuales para remodelar las salas de estar tratan de combinar colores modernos, creando diversos ambientes y estilos, totalmente diferentes unos de otros. Así, cada integrante del hogar podrá descubrir en su espacio un lugar cálido y confortable.

El éxito de una buena decoración se basa, esencialmente, en la elección de los colores correctos. No hace mucho los tonos pasteles eran los protagonistas de la habitación, símbolos de tranquilidad, paz y relajación; sin embargo, ahora se utilizan los colores “shoking”, colores fuertes, energéticos y vivaces. Estos colores pueden ser el rosa, el fucsia, el azul y el verde, siempre en tonalidades estridentes y brillantes, capaces de llenar con personalidad y carácter cada ambiente.

Es importante recalcar que estas tonalidades no sólo pueden usarse en paredes o cortinas, sino que se podrán aplicar a diferentes objetos que resalten en el marco total de la habitación: tazas, floreros, portarretratos, elementos de diseño y todo detalle que aporte color.

Sin embargo, y ésto hay que resaltarlo, el uso excesivo de estos colores puede recargar el ambiente y saturarlo. Es imprescindible que se coloque en pequeñas dosis y en objetos determinados.

También podemos ambientar nuestra sala con tendencias modernas, basadas en diferentes elementos decorativos. Enumeramos algunos ejemplos:

    La piedra: símbolo de rusticidad
    Acompañando a la madera, la piedra puede ser generadora de rusticidad y ambiente acogedor. La textura que presenta la misma puede aprovecharse para causar sensación de calidez, necesarios para un espacio de lectura o de relax.

    Inspiración tribal
    Esta tendencia hace un tiempo que cobró peso en la decoración. Los estampados simétricos y en colores, como el negro, naranja, azul, beige y fucsia, pueden darle un toque especial a la sala de estar. Una forma de causar este estilo es con el uso de textiles. Hoy en día existe una cantidad innumerable de alfombras, manteles y mantas que aportan al ambiente una tranquilidad especial, aunque no hay que abusar de ellos porque puede resultar cansador.

    Espacio “retro”
    Para los amantes del color, la diversión y la locura de antaño, esta tendencia definitivamente es la indicada. El ambiente no se satura de colores sino que obtiene calidez mediante la combinación de colores fuertes y vibrantes con colores neutros. Los más utilizados para este estilo de decoración van desde el amarillo, el fucsia, el verde esmeralda, el azul, el naranja, hasta el crema, el beige y el gris.

    Papel tapiz: protagonista del año
    Otra tendencia que toma fuerza para la decoración de salas y ambientes en general, es la utilización del papel tapiz. Su éxito se debe a que es una de las formas más fáciles de conseguir diseños elaborados en las paredes sin mucho costo y trabajo.

Los estampados que más se ven son los de aire retro y vintage, además de los diseños floreados, con hojas o plantas, más aún si están realizados en tonos verdes.

El uso de elementos en la decoración de la sala

Es importante colocar objetos que marquen una tendencia con el resto de la habitación pero, sobre todo, que aporten al ambiente y no lo saturen o recarguen innecesariamente. Con pequeños detalles podemos lograr que una sala cambie totalmente, sin gastar mucho dinero y sin necesidad de grandes cambios.

Anteriormente estaba muy de moda colocar un espejo inmenso en la pared de la sala. Hoy esta tendencia se revirtió y se utilizan más los espejos pequeños, en una especie de marcos y en mayor cantidad. Es preferible utilizar tres o cuatros espejos chicos que uno grande.

Así como en la moda, el uso del metal en la decoración va a cobrar un papel importante. Los elementos decorativos en colores dorados u oscuros serán muy útiles para complementar la sala, especialmente si se tiene colores tierra en las paredes y muebles. También puede darse lugar al vidrio.

Los objetos pequeños, como jarrones, floreros, ceniceros, etc., le agregarán un lindo toque de frescura a la sala de estar, principalmente si las paredes están pintadas con tonos claros e intensos.

Un mismo espacio: el living-comedor

Cuando tenemos el living-comedor unificado en un mismo ambiente, se puede complicar la decoración; por este motivo, presentamos una serie de tips que ayudarán a realizar esta tarea con más sencillez.

  • Al momento de decorar estos espacios tenemos dos opciones: buscar unificar o separar. Lo más habitual es tratar de integrar estos ambientes para que la preparación sea más sencilla.
  • Lo ideal es decorar con un solo estilo, para evitar la sobrecarga de colores, mobiliarios y detalles. Ésto generará que el ambiente quede armonizado, transformando el lugar en fresco, cálido y con mucho confort.
  • Si el espacio con el que se cuenta es rectangular, podemos enfrentar dos sofás en paralelo, al final del mismo, con colores en beige o tonos claros, resaltados con almohadones de colores. Acompañando estos sillones, se podrá completar la sala con una biblioteca o mesa para el televisor. Para separar ambos ambientes y dar servicio al comedor, podemos utilizar una mesa–aparador que deje la vajilla a la vista. Junto a este mueble se puede colocar la mesa y las sillas sobre un tapete en color natural, para generar espacialidad. De esta forma quedará el espacio rectangular dividido a la mitad, pero unificado por la utilización de muebles y colores de un mismo estilo.

Ideas para decorar con poco presupuesto

A la hora de querer cambiar el estilo de nuestro living, no sólo debemos tener en cuenta el estilo que nos gustaría lograr o el espacio del que disponemos, sino también, el presupuesto con el que contamos.

Cuando éste no es mucho, hay algunos detalles que pueden cambiarse para generar dicha transformación.

La pintura para todas las paredes puede encarecer el proyecto, pero podemos elegir pintar sólo una de ellas, resaltándola con algún color más fuerte que el resto y así evitar gastar de más. A su vez, puede colocarse almohadones de colores en el mobiliario. Ésta es una de las ideas más empleadas, ya que con poco dinero y preparación permite cambiarle la cara a la sala.

Las plantas naturales también aportan color y frescura a la habitación. Si no se sabe qué tipo de planta utilizar, puede recurrirse a un especialista que brinde alguna sugerencia al respecto.

Para el piso, puede agregarse color y estilo colocando alfombras estratégicamente enfrente a las sillas o bajo una mesa ratona. En estos casos, el color de la alfombra debería coincidir con el de las paredes.

Rotar la posición de los muebles, patinarlos o cambiarles el color también ayudará a esta renovación. Las cortinas también pueden ser herramientas para el cambio. Darán un marco más luminoso al cuarto si se utilizan colores claros, que permitan la entrada de luz natural.

Por último, si hay una pared insulsa, puede dársele vida colocando un espejo en uno de sus laterales.

La sala de estar es el lugar que dará la bienvenida a todas aquellas personas que se reciba en su hogar. Generalmente cumple muchas funciones y se convierte en recibidor, oficina, playroom o espacio de relax, de acuerdo a la necesidad de quien lo habite. Por ésto resulta importante darle el lugar que corresponde y dedicarle la atención suficiente para que refleje la personalidad de sus moradores.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores