El sitio de la construcción del sur argentino

Septiembre/Octumbre 2013 - Año XXIII
Noticias y Novedades

Hormigón translúcido

Desde el “opus caementicium” de los romanos, el hormigón ha ido evolucionando. Hoy podemos, incluso, eludir su condición gris y opaca dejando paso a la “translucidez” de los hormigones cargados con fibras de vidrio, la cual permite que la luz traspase el material. La composición de estos hormigones especiales, además de la fibras de vidrio repartidas en granos con un diámetro que oscila entre los 2 micrómetros y los 2 milímetros, incluye cemento, arena y resina epoxi transparente y estable frente a la radiación ultravioleta. El agregado del material transparente no impide que tenga resistencia mecánica.

El aglomerante es un cemento blanco denominado “TX Active”, que cumple con un índice de blancura superior al 85%, y que se usó por primera vez en la iglesia romana del arquitecto Richard Meier. Su blancura se debe a la inserción de nanopartículas de dióxido de titanio.

Las fibras de vidrio utilizadas como aditivo son básicamente un fino hilo de vidrio. El material resultante es translúcido, ya que las fibras guían la luz en forma de pequeños puntos, a partir de una cara, iluminando la cara opuesta del bloque. Debido a los millares de fibras paralelas, la imagen del lado más claro de la pared aparece en el lado más oscuro sin ningún cambio. Una estructura construida con este cemento puede tener varios metros de grosor, puesto que las fibras son capaces de transmitir la luz hasta 20 metros sin pérdidas significativas de intensidad y brillo. El volumen de la fibra óptica es sólo un 4% del volumen total. El cemento translúcido se presenta en forma de bloques-placas, que pueden utilizarse en la composición de muros o pilares. Es 30% más ligero que el cemento convencional, permite el paso de hasta 80% de la luz y mantiene las propiedades fundamentales de dureza, fraguado y resistencia a la compresión.

En 1995 la RWTH Aachen desarrolló un prototipo de cemento translúcido con fibras de vidrio. Más tarde se asoció con Lucem GmbH para fabricar un cemento translúcido con fibras de pocos milímetros de diámetro. Hoy el cemento más conocido es LiTraCon, con 5% de fibras ópticas de 2 milímetros de diámetro. Desde entonces, ese diámetro ha descendido hasta los 70 micrones.

Norman Foster: un OVNI junto a su armadillo

El paisaje urbano de Glasgow se transformó con el Scottish Hydro Arena, un auditorio con forma de platillo volante, de 45 metros de altura y 120 de diámetro, que ha aterrizado junto al río Clyde de la mano de Sir Norman Foster, el arquitecto británico más famoso.

El futurista aspecto de este auditorio circular de elevación inclinada emula a una nave espacial varada junto al río. Una capa traslucida de EFTE (el plástico usado en la industria espacial) recubre su perímetro, coronado por una cúpula que se posa siguiendo el sesgo del edificio. El Hydro, que se diluye en los días nublados debido a su homogéneo color gris, resplandece en los días de sol; y gracias a la multitud de colores de su iluminación nocturna, centellea como un ovni.

Su estructura interna sigue los cánones clásicos de los anfiteatros romanos, con las gradas circundando el ruedo central. Esta disposición permite que los 12.500 espectadores tengan una visión diáfana del entorno.

La cara interior de la bóveda, con su claraboya central, parece maravillosamente ligera. Es por eso que pese a sus gigantescas dimensiones, el Hydro (nombre derivado de la compañía energética que lo patrocina) ha sido descrito como acogedor e intimista, un cruce entre el Coliseo de Roma y un teatro victoriano británico.

Este auditorio se añade al proyecto de regeneración de las riberas del río Clyde. Tras el cese de la actividad de los astilleros la zona quedó desolada y triste. Pero Glasgow, que durante años la ignoró, ha comenzado ahora a engalanarla con arquitectura e ingeniería, siendo conservada una de las grúas portuarias y modernos puentes cruzan sus orillas. Este coloso se inauguró el 30 de septiembre último con un concierto de Rod Stewart y complementará al Clyde Auditorium, la sala de conciertos proyectada por Foster en los ‘90, que por su aspecto de animal con escamas es conocida como el Armadillo.

Mies van der Rohe en otro pabellón

En el verano de 2013 Robbrecht en Daem architecten materializó un pabellón temporal basado en un concurso de diseño ganado por el arquitecto alemán Ludwig Mies van der Rohe en 1930. El diseño, una casa club de un campo de golf suavemente ondulado alrededor de la antigua ciudad industrial de Krefeld, Alemania, nunca se había construido.

Christiane Lange, historiador del arte y comisario de ProjektMIK, invitó a Robbrecht en Daem architecten a diseñarlo sobre la base de los bocetos históricos del proyecto, propiedad del Mies van der Rohe Archive (MoMA) de Nueva York. La instalación temporal derivada de esta comisión está abierta para la visualización en el sitio original del proyecto de Mies, en la ciudad alemana de Krefeld.

El pabellón está construido principalmente en madera. Es un modelo de tamaño real que revela la esencia de la arquitectura de Mies a través de su abstracción. La obra está enriqueciendo temporalmente el patrimonio arquitectónico de una ciudad que es conocida por ser el hogar de dos de los edificios más notables de Mies: el proyecto doble Lange y Ester Haus.

Terminal a salvo

Una estación de ómnibus brutalista ubicada en Preston, Inglaterra, construida en la década del ‘60, ha logrado sortear la voluntad de ser demolida luego de haber sido declarada edificio histórico de Grado II por el gobierno del Reino Unido. El anuncio fue realizado luego de varios meses de estar amenazada con su derribo para ser reemplazada por una estación más pequeña, como parte de una regeneración del centro de la ciudad, así como por la imposibilidad de mantener el histórico edificio en buenas condiciones. El resultado fue el final de una larga campaña para salvar la estructura diseñada por Keith Ingham y Charles Wilson, quienes utilizaron el lenguaje donde el principal protagonista es la estructura de hormigón a la vista. Esta era la cuarta vez que el edificio había sido propuesto para ser considerado “bien protegido”, hecho que se consolidó luego del fuerte apoyo brindado por el prestigioso arquitecto Richard Rogers y por el estudio OMA. El residente del colegio británico de arquitectos ha elogiado la decisión. “Bien hecho. Es una gran decisión declarar al edificio como intocable”, comentó. Catalina Croft, directora del patrimonio, aseguró que se trataba “de una noticia fantástica”. Distinta fue la reacción de los administradores del edificio. “No es el resultado que esperábamos. Siempre hemos dicho que la estación es muy grande, ofrece malas instalaciones para los pasajeros y cuesta a los contribuyentes de Preston más de 300.000 libras”, mencionó uno de los concejales. El Grado II otorga al bien “importancia nacional e interés especial”, y cualquier modificación o demolición requieren un consentimiento oficial, por lo que es difícil -no imposible– que sea eliminada. Una puja más entre estas obras de arte que se vuelven complejas de mantener pero que no resignan su valor artístico.

Accesos al metro-mar

El equipo noruego Snohetta ganó, con su propuesta denominada “Vamos” el concurso para diseñar las entradas al subte en la ciudad vasca de San Sebastián, en Donostialdea. Se trata de una estructura tridimensional marina, tipo coral y de acero inoxidable, revestida con finas láminas de vidrio.

El diseño, que pretende convertirse en “un nuevo icono” de la ciudad, es uno de los cinco seleccionados en la segunda fase del concurso, que han tenido que competir con los siete finalistas en la primera rueda, en la que participaron 116 propuestas.

La entrada describe la transición entre los dos estados (interior y exterior), conectando la vida de la ciudad con el mundo subterráneo del metro. Se desarrolla en base a una estructura tridimensional marina, revestida por ambas caras con finas láminas vítreas, siendo retroiluminada por leds de tal forma que se asemeje de noche a cualquiera de los elementos que conforman la fauna de las profundidades abisales. Según la definición del estudio ganador, “la obra necesita ser fácilmente reconocible y tener una estética que refleje esta ciudad tan especial”.

Snohetta es un estudio de arquitectura fundado en Oslo en 1989. Inició su exitosa carrera cuando cinco jóvenes arquitectos ganaron el prestigioso concurso internacional para la nueva biblioteca de Alejandría, en Egipto. En la actualidad, la empresa tiene 115 empleados en diferentes países con múltiples proyectos, entre ellos el memorial del 11 septiembre en la zona cero de Nueva York.

Más de 200 mil personas quieren vivir (morir) en Marte

La organización no lucrativa “Marte Uno” cerró su primera convocatoria de astronautas voluntarios que deseen viajar al planeta rojo -Marte- para convertirse en sus primeros habitantes, sin posibilidad alguna de regresar luego a la Tierra.

El proyecto, fundado por el empresario holandés Bas Lansdorp en 2012 para establecer el primer asentamiento humano permanente en Marte en 2023, propone que los humanos vivan en un entorno modular compuesto por varias unidades inflables.

El acuerdo incluye 250 m3 de espacio de vida por persona, para un equipo de cuatro. La colonia vivirá dentro de las unidades de vivienda que se instalarán con aire respirable antes de que los seres humanos lleguen. Habrá paneles solares fuera y una granja interior para el cultivo y cosecha de alimentos.

En abril, “Marte Uno” lanzó un sitio web para buscar astronautas voluntarios y pidió a la gente que envíe videos para analizar ser seleccionados. En cinco meses, recibió 202.586 videos de todo el mundo. Otras tres rondas se llevarán a cabo en los próximos dos años.

“Marte Uno” pretende seleccionar diez equipos de cuatro personas para un programa de entrenamiento de siete años y en 2023 sólo uno viajará a Marte para establecerse de forma permanente.

La primera ronda del Programa tuvo solicitantes de más de 140 países, los más de los Estados Unidos (24%). Le siguieron India (10%), China (6%), Brasil (5%), Reino Unido (4%), Canadá (4%), Rusia (4%), México (4%), España (2%), Argentina (2%), Australia (1%), Francia (1%) y Polonia (1%).

Librería de oro, by Snøhetta

El Estudio de arquitectura Snøhetta, con oficinas en Oslo y Nueva York, ha revelado su diseño para una biblioteca comunitaria en Queens, Nueva York, con un exterior color oro brillante y una entrada triangular en esquina.

Propuesta para el barrio de Far Rockaway, el edificio reemplazará un viejo inmueble donde se ubicaba una pequeña biblioteca, que funcionó como centro de operaciones de socorro durante las secuelas del huracán Sandy, el año pasado.

El diseño de Snøhetta es una estructura de dos pisos que duplicará la superficie útil de su predecesor. El exterior se proyectará detrás de un vidrio poroso, creando una “superficie de oro” destinado a hacer referencia al color de los cielos a lo largo de la costa de Long Island. Un rincón será revestido con vidrio transparente, proporcionando la entrada del edificio.

Snøhetta ha completado recientemente una biblioteca de la Universidad de Carolina del Norte, que cuenta con un sistema de recuperación libro robótico y un taller de impresión 3D. Otros proyectos en marcha de la empresa incluyen una ampliación del Museo de Arte Moderno de San Francisco y un estadio para el equipo de baloncesto Golden State Warriors.

Un rascacielos que desaparece

Como si se tratara de lograr siempre la atención del mundo, el estudio de arquitectura californiano GDS y el gobierno surcoreano han anunciado la construcción de la torre Infinity, que alcanzará los 450 metros de altura y podrá “desaparecer” –trucos ópticos mediante- en determinados momentos del día.

La torre se encontrará entre las 10 más altas del mundo y será el eje de una nueva zona de ocio próxima al aeropuerto de Seúl. Según explica el estudio GDS, la obra podrá volverse invisible a gusto de sus propietarios gracias a un complejo sistema de video que combina la grabación y la reproducción en tiempo real. Haciendo uso de un sistema de ajuste panorámico de la imagen, captada por tres cámaras colocadas en cada una de las seis caras del rascacielos, ésta se proyecta en tres baterías con 500 pantallas LED cada una, logrando así que el edificio “desaparezca”.

Esta ilusión óptica permite reproducir, ajustado y en tiempo real, lo que graban las cámaras de los otros lados del edificio para “engañar” al ojo humano, proyectando lo que vería si el rascacielos no estuviese. Para lograr ésto, la torre utiliza, a una dimensión mucho mayor, el principio de invisibilidad que presentó la universidad de Rochester con un juego de pantallas y espejos.

“En lugar de simbolizar nuestra importancia como otra de las torres más altas del mundo, nuestra idea intenta proporcionar la primera torre invisible, mostrando la tecnología coreana”, comenta el estudio de arquitectura GDS. Según explican, el objetivo era hacer una metáfora sobre la situación del país asiático, “fuerte pero sin una posición especialmente notoria”.

Andamios con vida propia

Un vetusto andamio abandonado, paradigma de un sueño roto en la ciudad de Reikiavik (en Islandia), recibe una segunda vida gracias al poder de la luz. Pixel Cloud (Nube de Píxeles) es un proyecto que trasladó el mundo virtual a una construcción abandonada. Su creador, el arquitecto Marcos Zotes, madrileño de 36 años, defiende una concepción social de su disciplina y critica los excesos. “Quería proyectar algo natural, como una nube sobre un cuerpo industrial, y dar valor al aspecto humano contra esos proyectos millonarios”.

Islandia, un país azotado por una burbuja bancaria que revolvió sus cimientos, resultó el escenario perfecto. “Está todo lleno de andamios y me gusta ofrecer a la gente una experiencia positiva de algo que resultó fallido”, señaló Zotes, que habla de un cambio radical en el imaginario colectivo islandés. “Era una sociedad muy derrochadora, que ha tenido que enfrentarse a la realidad. Era todo exuberancia y elitismo, no les importaba la gente. La crisis es buena para la arquitectura”.

Sus proyectos no requieren una planificación excesiva. “Son espontáneos, ideas que surgen y se realizan en un corto período, sin necesidad de dedicar años a contratos, clientes y demás burocracias”. Pixel Cloud nació a finales de 2012 y el público islandés pudo acceder al interior. “Me pareció muy interesante que la gente interactuara con la luz, que no fuera un agente pasivo”.

Las ideas de Zotes tienen un fuerte arraigo en el arte urbano, como el grafiti. “Mi forma de entender la arquitectura está ligada al tiempo que he pasado en la calle”. Luego de estudiar delineación en España, se marchó a Londres a titularse como arquitecto. Tras trabajar en OMA, el prestigioso estudio holandés, y obtener un master en la Universidad de Columbia, regresó a Islandia. Allí ejerce de profesor universitario y colabora con estudios arquitectónicos.

Un edificio caliente

Un edificio del arquitecto uruguayo Rafael Viñoly se ha convertido en una verdadera sensación en Londres, no por su diseño ni por su particular evocación de los Walkie Talkie, sino porque a determinada hora del día el sol se refleja en su fachada y genera lo que ya algunos bautizaron como “el rayo de la muerte”, capaz de freír un huevo colocado en la vereda.

En el restaurante Viet Café, a pocos metros del lugar, han tenido que protegerse con un andamio y lonas para evitar el reflejo, que ya derritió una silla en el interior y estuvo a punto de prender fuego una alfombra.

Los físicos sugieren que la forma cóncava del edificio es responsable del problema porque refleja la luz en un solo haz. El diario The Times aseguró que las temperaturas cerca del edificio alcanzan los 45ºC y mostraron como derrite las ruedas de las bicicletas.

El fenómeno, según los promotores de la obra, es temporal y “dura dos horas al día”, y han prometido que tomarán medidas para prevenir el reflejo, que sigue convocando a cientos de curiosos al mediodía, cuando el sol golpea en su máxima altura la superficie cóncava.

“Una vez advertí que Rafael Viñoly era una amenaza para Londres”, declaró el arquitecto y alcalde de Bristol, George Ferguson. “Lo que nunca pensé es que iba a quemar la ciudad”. El “Walkie Talkie”, de 37 pisos, quedará terminado en marzo del 2014, aunque la presión ciudadana (decenas de oficinas han denunciado los reflejos) puede forzar a una solución anticipada como la colocación de una película antireflectiva.

Rafael Viñoly, por su parte, reconoció que “se han cometido una gran cantidad de errores con el edificio”, admitiendo que el inusual reflejo solar se había previsto que alcanzaría 3 grados, cuando en realidad ha llegado a 23. Pero el arquitecto no se hace totalmente responsable de lo que ocurre, ya que mencionó que el cambio climático puede haber jugado una mano importante en el asunto. “Cuando llegué a Londres, hace años, el clima era muy diferente”, comenta. Y agrega: “Ahora hay demasiados días de sol. Así que podríamos culpar al calentamiento global”.

Mercaderes en la iglesia

En julio de 2013 “Waanders In de Broeren” abrió sus puertas para el público en general. En el diseño, tres pisos y una tienda interior se añaden a la iglesia. Con esta nueva función la ciudad de Zwolle, en los países bajos, mantiene este singular patrimonio cultural.

El concepto arquitectónico de desarrollar una tienda dentro de una iglesia del siglo XV se basa en dos elementos: por un lado, respetar y mantener su valor histórico a partir de mantener su espacio, altura, eje, arcos, vitrales, pinturas y el órgano de tubos. Añadir alrededor de 700 metros cuadrados de planta comercial a esta iglesia dominicana buscó, aunque suene a imposible, mantener esa sensación histórica con vida. Por eso se buscaron adiciones sobrias y modestas.

Así, los tres pisos adicionales se situaron en el ala lateral de la iglesia, entre los pilares originales. La construcción de estas plantas no está conectada a la iglesia, por lo que podrían eliminarse sin necesidad de demoler el edificio.

Los materiales utilizados son puros y sobrios: madera y muros pintados en blanco. La principal paleta de colores en la tienda vendrá de los tonos cálidos de la iglesia y los colores de los libros y otros productos.

Por otro lado, el objetivo de la tienda era la venta de productos. Así que el diseño tenía que crear rutas lógicas y una atractiva presentación. En una tienda de varios niveles una de las cosas más importantes es llevar los clientes a su planta superior. Una vez arriba, tendrán que bajar y pasar por todos los pisos. Con eso en mente se planteó una atractiva escalera central, donde se sube de a medio piso por vez y se camina alrededor de una biblioteca.

Cuando a uno le parece que ya ha visto mucho, se encuentra con este tipo de intervenciones donde no queda mucho por decir más que asombrarse un poco y espantarse, otro.

La Sebastiana de Pablo Neruda

“ Sin embargo, la casa sigue subiendo y algo pasa, un latido circula en sus arterias …”. Pablo Neruda

En 2011, la casa del poeta Pablo Neruda en Valparaíso, Chile, llamada “La Sebastiana”, cumplió 50 años de existencia y fue declarada Monumento Histórico Nacional. La particular “casa barco” –con mucho de art déco-- fue buscada por el poeta a partir de la decisión de apartarse de Santiago, en 1959, inmerso en una ardua producción literaria, completando varios de sus libros. Asediado por un gran trabajo y cansado de la vida de la gran ciudad, decidió buscar una casa en el puerto, lugar asociado a una apacible vida de provincia. Así llegó a Valparaíso.

“Valparaíso es secreto, sinuoso, recodero. En los cerros se derrama la pobretería como una cascada. Se sabe cuánto come, cómo viste y también cuánto no come y cómo no viste el infinito pueblo de los cerros. La ropa a secar embandera cada casa y la incesante proliferación de pies descalzos delata con su colmena el inextinguible amor. Las escaleras parten de abajo y de arriba y se retuercen trepando. Se adelgazan como cabellos, dan un ligero reposo, se tornan verticales. Se marean. Se precipitan. Se alargan retroceden. No terminan jamás”, escribió.

La casa, que había pertenecido al constructor español Sebastián Collado, constaba de cuatro pisos y estaba inconclusa. Neruda compró los dos pisos de arriba y los inauguró en 1961. La vivienda se presenta como una unidad dentro de un paralelepípedo: dos de sus lados se mantienen inalterables, pues corresponden a los medianeros, los otros dos presentan una característica de sustracción de sus partes en la medida que el volumen asciende.

Debido a la división de la vivienda, a la de Neruda se accede desde el segundo piso a través de una escalera caracol, que conduce a otra escalera que llega al tercer piso o a la primera planta de la casa de Neruda. En este nivel encontramos el área más pública, un estar-comedor separado por una chimenea circular. Este espacio enfrenta grandes ventanales que permiten una estrecha relación visual con la bahía de Valparaíso.

“La Sebastiana” fue saqueada después del golpe militar de 1973 y restaurada en 1991, constituyéndose en una casa-museo, que forma parte del circuito arquitectónico-biográfico del poeta junto con la casa de Isla Negra y “La Chascona”, lugares fundamentales que ayudan a entender la vida del autor de los “20 poemas de amor”.

Un museo bajo un velo oriental

Marsella es un enclave construido por diversas civilizaciones que se han ido superponiendo en torno a su antiguo puerto, que comenzaron a construir los griegos hacia el 600 a.C. Es precisamente en la entrada del vieux port, frente a un baluarte medieval, donde se ubica la sede del MuCEM, un museo de 15.000 m2 dedicado a las culturas del Mediterráneo.

El edificio está formado por la composición de dos cuadrados: uno exterior, cuyo perímetro de 72 metros de lado define la envolvente; y otro superior, de 20 metros menos, inserto en el primero para formar el corazón del museo. Entre ambos se dispone una pareja de rampas, que forma un particular paseo arquitectónico. Partiendo desde el espacio museográfico interior, la secuencia ascendente conduce hasta la luz y la brisa que definen el entorno marino. Pero lo más singular de la pieza es su envolvente de patrones orgánicos -construida con un hormigón especial de fibras de polipropileno- cuya geometría sugiere la metáfora de un gran velo oriental, a la vez que protege al edificio del asoleamiento. De esta piel densa parte una pasarela inclinada que conecta el museo con el viejo castillo de San Juan, cosiendo así el pasado con el presente.

Terminal con nuevo destino

La mítica Terminal TWA (Trans World Airlines), proyectada por el arquitecto Eero Saarinen en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York, está lista para ser convertida en un hotel y centro de conferencias. El desarrollador del emprendimiento planea transformar la estructura, terminada en 1960 y ocupada desde 2001, añadiendo una mezcla de usos que incluirá restaurantes, bares, un museo de vuelo y un centro de spa y gimnasio.

La terminal de hormigón curvo de Saarinen sería rebautizada como The Flight Center. Los inversores señalaron como “un gran honor” que se les confíe la “preservación y revitalización” de esta obra maestra, aunque dejaron en claro que la propuesta dependerá de la aprobación de la Junta de la Autoridad Portuaria. Esa entidad se ha comprometido a preservar la esencia de este diseño y continuar un plan para transformar el histórico Centro de Vuelo TWA.

El Centro de Vuelos TWA (TWA Flight Center) fue el nombre original que Eero Saarinen propuso para la Terminal 5 del aeropuerto más tarde renombrado como Internacional John F. Kennedy, para la Trans World Airlines. El diseño fue otorgado a Eero Saarinen de Detroit, convirtiéndose en el edificio más famoso del aeropuerto, además de ser Monumento Histórico Nacional. Saarinen murió en 1961, un año antes de que fuese terminado.

Saarinem señaló que su obra era “un edificio en el que la arquitectura expresa el drama, el carácter y la emoción de los viajes, un lugar de movimiento y transición. Las formas fueron elegidas para hacer hincapié en un aumento de la calidad de la línea”. La terminal está esculpida como una alegoría al vuelo realizada en hormigón. A menudo ha sido descrita como la figura de “un águila tomando tierra”. Tenía un aire futurista y en el interior grandes ventanales permitían observar los aviones estacionados o a los pasajeros. En su interior coexisten espacios y formas orgánicas, definiendo el amplio espectro de la expresión arquitectónica de Saarinen.

El mítico Luna Park, en manos de la Iglesia

Icono porteño y escenario de momentos importantes de la vida deportiva y cultural del país, el Luna Park –donde además de boxear Gatica, Locche y Monzón se velaron los restos de Carlos Gardel y Ringo Bonavena, entre otros– pasará a manos de la Iglesia Católica.

Ernestina de Lectoure, su principal accionista, murió el 9 de febrero pasado, a los 95 años, tras una larga enfermedad. Como no tenía hijos, en su testamento decidió dejar el 95% de Stadium Luna Park Lectoure y Lectoure SRL a la Sociedad Salesiana de San Juan Bosco y a Cáritas, representada por el Arzobispado de Buenos Aires, que deberán repartirse el legado en partes iguales. El 5% restante será para familiares y herederos de Juan Carlos “Tito” Lectoure, sobrino de Ernestina.

Rápidamente surgieron rumores sobre el futuro del estadio. Entre ellos se cuentan una posible venta y la construcción de una torre. Fuentes eclesiásticas dijeron que se le dará un “uso comercial”, como a otros inmuebles administrados por la Iglesia.

El Luna Park fue declarado Monumento Histórico Nacional en 2007. Cualquier modificación que se quiera hacer necesitaría la autorización de la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos, de la Secretaría de Cultura de la Nación.