El sitio de la construcción del sur argentino

Agosto/Septiembre 2013 - Año XXIII
Noticias y Novedades

Descartar un rascacielos Pierre Cardin

La polémica quedó instalada desde la Bienal de Arquitectura de 2012 de Venecia, en Italia, cuando el modisto francés Pierre Cardin –junto a su nieto, el arquitecto Rodrigo Basilicati– ofreció regalar a esa ciudad una torre de luz, un rascacielos de 255 metros de altura y 250.000 metros cuadrados ubicado en Mestre, frente continental de esa urbe.

Apoyado por el alcalde Giorgio Orsoni –principalmente por los 80 millones de euros que entrarían en las arcas municipales gracias al proyecto--, se esperaba que la construcción estuviese lista en 2015, coincidiendo con la Exposición Universal de Milán.

Finalmente la presión social y de las entidades públicas –a pesar de que el rascacielos no se situaría en la isla– fueron más fuertes que la oferta de nuevos empleos, más espacios públicos, oficinas y la mejor calidad de vida que Cardin promocionaba para su Palacio. Basilicati declaró que “la decisión fue inevitable. Luego de más de dos años, no pudimos obtener la aprobación formal”.

El Palais Lumière se hubiese emplazado entre Mestre y Marghera, las zonas industriales más degradadas del extrarradio de Venecia. Se trataba de una escultura habitable, “un proyecto amable”, que no perturbaría la ciudad y que “ni siquiera se vería desde Venecia”. Cardin presentó fotos, videos, maquetas y renders de un proyecto que hubiese costardo más de 2.000 millones de euros, pero no fueron suficientes para convencer a los venecianos de las bondades de una ciudad vertical de 65 pisos, organizada en tres torres de alturas distintas enlazando seis discos destinados a espacios públicos.

Cardin había sugerido que su el Palais Lumière sería el inicio de un nuevo Renacimiento para Venecia y el Veneto.

Una primera dama entre bloques

La reciente visita del presidente norteamericano Barack Obama a Berlín permitió que su mujer, Michelle, recorriera el monumento al Holocausto realizado por el arquitecto Peter Eiseman, un verdadero bosque de bloques de hormigón que simplemente hay que recorrerlo para ir viviendo distintos sentimientos y sensaciones.

Michelle paseó, junto a sus hijas y a su cuñada Auma, entre las más de 2.700 obras de hormigón con las que Alemania recuerda a los seis millones de judíos que murieron a manos de los nazis.

El monumento se ubica cerca de la Puerta de Brandeburgo, donde Obama pronunció un discurso que despertó gran expectativa, ya que rememoró a otros de anteriores jefes de Estado como John F. Kennedy y Ronald Reagan.

El Monumento a los judíos de Europa asesinados ocupa un campo inclinado de 19.000 metros cuadrados, cubierto por una rejilla cuadriculada en la que están situadas 2.711 bloques de hormigón de 2,38 m de largo y 0,95 m de ancho que varían su altura desde los 0,20 m a los 4,80 m. Los caminos interiores están diseñados para producir una atmósfera incómoda y confusa, y el monumento busca representar un sistema que ha perdido contacto con la razón humana.

El diseño representa una aproximación radical al concepto tradicional de monumento funerario, en parte porque Eisenman no usa ningún tipo de simbolismo. Un subterráneo anexo denominado Ort der Information (Punto de información) contiene los nombres de la víctimas del holocausto, obtenidos del museo israelí Yad Vashem.

La construcción se inició en 2003 y fue inaugurada en mayo de 2005. Su coste fue de 25 millones de euros y da cuenta, en parte, de las nuevas formas en que los arquitectos se han convertido en creadores de este tipo de memorial reservados en otros tiempos a escultores y artistas.

Barcelona quiere menos autos

Medio millón de euros. Eso es lo que deberá pagar Barcelona a la Comisión Europea como multa por no cumplir la normativa de calidad del aire, dado que este año la contaminación de la ciudad se generó en un 70% por el tráfico vehicular.

El Ayuntamiento ha estado trabajando en el nuevo Plan de Movilidad Urbana 2013-2018. Uno de sus objetivos es la reducción -de aquí a cinco años- del 30% de la circulación del automóvil privado. Para lograrlo, las medidas no apuestan a prohibiciones sino a incentivos al uso del transporte público y a facilidades para peatones y ciclistas.

Para el desarrollo de iniciativas como ésta, el Ayuntamiento cuenta con el Pacto por la Movilidad, compuesto por diversos grupos de trabajo que analizan los diferentes escenarios establecidos en el diagnóstico y elaborar propuestas basadas en el consenso.

Para desarrollar el Plan se tomaron los índices de 2011. En ese entonces, los vehículos privados concentraban el 26,7% de los traslados durante un día. El objetivo para 2018 es que pasen a representar un 18,6%. Por su parte, los viajes que se hacen a pie deberían pasar del 31,9% al 35,4%; los viajes en transporte público del 39,9% al 43%; y la bicicleta, del 1,5% al 3%.

En el caso del automóvil, se pretende fomentar el uso compartido (usuarios que van en el mismo auto). Asimismo se propuso la extensión de las vías segregadas tanto para buses como para vehículos con pasajeros. Otra medida es aplicar tecnología que entreguen información en tiempo real sobre el estado del tráfico y del estacionamiento.

En cuanto al transporte público, el gran desafío es la consolidación de la red de ómnibus y desarrollar una tarjeta que permita ajustar la tarifa al uso: mientras más viajes, más barato.

El plan apuesta, además, a la ampliación de las veredas y a poner en valor al peatón, generando menos inseguridad vial y creando una red de itinerarios a pie.

Por último, para las bicicletas se plantea mejorar la red de ciclovías y las zonas de tráfico lento. El mundo buscando readecuar su funcionamiento, una pulseada tan compleja como necesaria.

Los problemas de calefaccionar una catedral

No resulta simple para los administradores de las catedrales construidas en la edad media incorporarles sistemas de calefacción o refrigeración sin afectar su estructura, espacialidad o concepto. Por eso ahora, la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, en España, ha pedido a la UNESCO un informe sobre la idoneidad del sistema de suelo radiante que propone para la catedral de Burgos.

El director general de Patrimonio, Enrique Sáiz, ha señalado que se trata no sólo del sistema a desarrollar, sino de su dimensión, el modo en que se introduce en el suelo y el daño que podría ocasionar.

El director general ha asegurado que han hecho un “gran esfuerzo” para la instalación de suelo radiante, pero no ve garantías de preservación de los valores de la catedral, por lo que ha pedido un informe a la UNESCO. En su opinión se trata de un problema técnico y científico, y reconoció que hubo tres organismos, entre ellos el Ministerio de Cultura, que emitieron informes negativos sobre ese tipo de intervención.

Ha asegurado, además, que quiere dar una solución a la climatización del templo para que se convierta en referente para otros lugares parecidos, sin perjudicar su contenido.

También propone un seguimiento de los efectos que está ocasionando el suelo radiante en dos capillas de otras ciudades, aunque no sea comparable su instalación en todo el templo.

Como puede verse, nada simple readecuar espacios medievales a las costumbres de confort del siglo XXI.

Hierro y color para un Mercado Municipal

Los arquitectos Aranguren & Gallegos concretaron una colorida adecuación del Mercado Municipal de Málaga, en España, fruto de un concurso nacional organizado por el Ministerio de Fomento.

Se trata de la rehabilitación y recuperación del antiguo Mercado Central de Abastos de Atarazanas, así como una operación de sustitución de los puestos de venta. La intervención se verifica en un edificio singular, con estructura de hierro de finales del siglo XIX, con su superficie comercial situada en planta baja, a nivel de calle, estructurada para la comercialización de productos hortifrutícolas, pescados y carnes.

El proyecto se marca como objetivo recuperar el diseño original, realzando su carácter y monumentalidad. Las intervenciones se dividieron en operaciones que afectan al edificio en su calidad representativa, con independencia de la distribución y diseño de puestos y, en segundo lugar, operaciones centradas en el diseño y dotación de los puestos de venta.

Con el fin de recuperar el esquema original se llevó a cabo la demolición de los añadidos que impedían una perfecta lectura del edificio, distorsionando su perspectiva, airosidad y belleza. Las demoliciones permitieron recuperar el gran espacio central en una sola planta, sin ningún tipo de barrera arquitectónica y con los puestos como objetos en el gran contenedor.

A ésto se ha sumado el color en los boxes, potenciando la propuesta a partir de una convivencia de enriquecimiento mutuo entre la estructura del siglo XIX y las propuestas de estos tiempos.

Bosque de bambú en Kon Tum (Vietnam)

Inspiradas en las cestas de los pescadores vietnamitas que se estrechan en su base, quince columnas cónicas invertidas de bambú sustentan la cubierta de la cafetería que ha proyectado el estudio de Vo Trong Nghia, con sede en Ho Chi Minh City, para un hotel situado en la ciudad de Kon Tum, en la región de las Tierras Altas, al suroeste de Vietnam.

El edificio se ha construido siguiendo las técnicas tradicionales autóctonas, y utilizando una combinación de materiales (bambú, paja y paneles translúcidos) que permite el paso de la luz natural. Las aguas circundantes y la sombra de la cubierta generan un espacio fresco, incluso en las temporadas más calurosas, como un bosque de bambú desde el que se disfrutan bellas vistas sobre el río Dakbla y las montañas.

Museo Nacional de Arte de China: final entre grandes

Si bien el resultado final se conocerá en noviembre, se ha filtrado el rumor de que el proyecto del francés Jean Nouvel resultó elegido ganador del concurso del Museo Nacional de Arte (NAMOC) de China, que con sus casi 400 mil m2 se levantará cerca del estadio El Nido, principal referente de los juegos olímpicos de 2008. Esta aseveración no fue cuestionada ni tampoco asumida por los otros finalistas, pesos pesados de la arquitectura como Frank Gehry y Zaha Hadid, quienes, como al pasar, han hecho públicas sus propuestas, acaso buscando ganarse la adhesión de los millones de visitantes a las páginas web que reflejan la arquitectura de este mundo.

Del concurso participaron más de 150 estudios, los que se redujeron a 20 y finalmente a 5.

Quien más se ha esforzado en compartir su propuesta es Ghery, autor de un edificio con revestimiento de piedra translúcida y un interior formado por altos patios geométricos que recuerdan a las pagodas y templos de ese país.

En su memoria descriptiva, Ghery señala que el arte puede actuar como instrumento para la eliminación de las barreras a la comprensión entre las culturas y China es, en este momento, el foco de esta conversación global.

Ghery buscó la manera de expresar movimiento con materiales inertes, a partir de una fachada, revestida con un material desarrollado por su estudio: la piedra translúcida. De todos los materiales, consideró al vidrio como el más trascendente y simbólico de las pinturas de paisajes chinos, del agua en movimiento y de las montañas cubiertas de niebla.

El vidrio permite que el edificio transforme su exterior durante el día y las estaciones del año, así como para festivales y exposiciones temporales, donde sus fachadas ofician de enormes pantallas.

La piedra translúcida es parte del concepto de una fachada sostenible que incorpora un espacio aéreo ventilado para reducir las cargas de calefacción y refrigeración.

Células fotovoltaicas incorporadas en el techo generan electricidad para abastecer las cargas eléctricas de iluminación. Pozos geotérmicos incorporados en los cimientos se utilizan para la disipación de calor, eliminando la necesidad de torres de enfriamiento en el techo del edificio.

A pesar de su impacto visual y técnico, la propuesta de Gehry no sería -rumores mediante- la finalmente elegida por los chinos.

Una usina que recobra y da vida

Entre la contaminación, la oscuridad y el humo que rodeaban a la usina eléctrica de Battersea, en un deprimido Londres industrial, un cerdo sobrevolaba sus chimeneas ilustrando la portada del LP Animals, de Pink Floyd. Hoy, ese mismo paisaje urbano sirve de fondo para el choque de manos del presidente malayo, el alcalde de la ciudad y el “premier” Cameron, escenificando la cesión de una las “joyas de la corona” del barrio, que se convertirá en el punto destacado de un nueva urbanización.

Abandonada desde los años ‘80, la zona vive un renacer gracias a un colosal proyecto urbanístico, liderado por el arquitecto uruguayo Rafael Vinoly. Battersea fue adquirida por el consorcio inmobiliario SP Setia Berhad, Sime Darby --ambos con sede en Malasia-- y el Employees Provident Fund, desarrollándose allí un mega emprendimiento en un plazo de diez años. El proyecto incluye la creación de 3.500 viviendas y 4.677 metros cuadrados de espacios comerciales, un teatro, instalaciones culturales, oficinas, una estación de metro, un parque de 24.000 metros cuadrados, una biblioteca, un centro médico y un paseo fluvial.

Por el momento han salido a la venta las viviendas proyectadas en la fase uno, con valores que oscilan entre 389.500 y 3,5 millones de uros.

Las residencias estarán localizadas en la zona adyacente al emblemático edificio industrial y no será hasta la segunda fase cuando el histórico edificio ladrillero empiece a remodelarse y reconstruirse para albergar lujosos apartamentos.

Para promocionar este complejo comercial y residencial se ha llevado a cabo una estrategia de ventas que comenzó en Londres y se extendió por Singapur, Hong Kong y Malasia.

La vieja estación de carbón ostenta el récord de ser el edificio de ladrillo más grande de toda Europa y se ha convertido en un icono de la cultura popular londinense gracias a sus apariciones en Help, la película musical de los Beatles, y en el mencionado disco de Animals de Pink Floyd.

Gracias a estos grupos, el edificio ha estado presente en más de 20 películas, en series de televisión, videojuegos y videoclips, como un símbolo del lado más oscuro del ser humano. Ahora se apresta a regresar a la luz, como protagonista de una regeneración urbana que reconoce su historia y recupera sus valores.

Caminar sobre esferas

Después de haber concretado una gran presentación exitosa en Milán, la nueva obra monumental del argentino Tomás Saraceno -una red de acero suspendida a 25 metros llamada “In Orbit”-, fue instalada sobre una plaza en Düsseldorf, Alemania.

Adentro de la estructura, con una superficie de 2.500 metros cuadrados, se encuentran unas “spheres”, esferas inflables en PVC con un diámetro de 8,50 metros de diámetro. Los visitantes pueden acceder a esta propuesta transparente y moverse libremente entre las esferas, de un nivel al otro.

“In Orbit” recuerda un paisaje surreal, donde los más audaces que llegan a la cima perciben a los otros visitantes, más abajo, como figuras de un mundo en miniatura, que parecen flotar en el cielo. Saraceno describe su obra como una “nueva forma híbrida de comunicación”. La configuración espacial se transforma en una red oscilante de relaciones donde los visitantes pueden coordinar sus actividades como en una telaraña y percibir el espacio a través de la vibración.

Proyectada en un período de tres años, en los cuales colaboró con ingenieros, arquitectos y biólogos, In Orbit es la obra más elaborada de Saraceno. El efecto final es una estructura ligera que hace olvidar su peso de tres toneladas y los 300 kilos de las “spheres”. El trabajo se basa en una precisa observación de la naturaleza y en el desarrollo conceptual de sus fenómenos. El artista considera la ciudad-nube como un sueño que responde a la creciente inestabilidad de la Tierra, debido al crecimiento de la población mundial y a su crisis ecológica.

Una casa moderna y orgánica

Esta casa, de 300 m2 de superficie, está ubicada en un terreno que hace esquina con una densa vegetación, en el barrio de Dunbar, al sur de Vancouver, Canadá. Una corriente de agua fresca divide la propiedad de forma irregular. La exuberante cuenca que resulta de las fuerzas climáticas sienta las bases para una respuesta arquitectónica contextual. La casa se apropia del entorno y establece una secuencia de circulación que culmina en un gran espacio exterior con orientación sur, a las orillas del agua. El diseño aprovecha el esplendor natural en las zonas sociales, mientras se ocupan los follajes densos y la topografía para crear espacios contemplativos y privados.

La casa fue diseñada a partir de la grilla estructural establecida por una residencia anterior. Mientras algunos cimientos y pilares originales permanecen, el nuevo proyecto reinterpreta los conceptos de privacidad y exposición, debido a su cercanía a una avenida muy transitada. Los muros de hormigón son estratégicamente dispuestos y la inclusión de tragaluces define zonas de vida privadas en el nivel principal. Un techo de madera a la vista con conexiones de acero corre a lo largo de la casa. Aleros profundos ofrecen protección contra el deslumbramiento y la entrada directa del sol, pero los grandes ventanales mantienen las vistas hacia la cuenca plantada y permiten maximizar la iluminación natural.

La conexión entre la planta principal y una sala de estar más baja lleva a uno de los momentos arquitectónicos destacados a través de una escalera de vidrio y acero. Descendiendo a esta zona el visitante se encuentra con una vista fugaz del arroyo y el paisaje circundante. La vivienda no deja de ser una riquísima combinación de modelos de los grandes maestros de la arquitectura moderna, curiosa mezcla entre la casa de la cascada, de Frank Lloyd Wright, y los grandes ventanales aportados por Mies van de Rohe.

Pelli, de película

El realizador argentino Miguel Rodríguez Arias está produciendo un documental en torno a la figura del arquitecto tucumano César Pelli, uno de los grandes protagonistas de la arquitectura de los últimos 50 años.

“César Pelli, un joven arquitecto”, es el resultado de horas de charlas en el estudio que el argentino dirige en New Haven, Estados Unidos. El documentalista lo entrevistó en su bunker y luego de tres años de trabajo, intercambio de material y documentación, le está dando los últimos toques a su producción.

A lo largo de 80 minutos, Rodríguez Arias despliega el costado humano de Pelli y la dinámica de trabajo que se respira en su equipo. “Es una persona muy accesible, me impactó cómo se relaciona de igual a igual con la gente. Es sencillo, humilde y tiene presente sus orígenes. Los recuerdos del Instituto de Arquitectura de Tucumán son muy emotivos”, señala. El realizador es autor de 34 documentales y 9 ciclos de televisión, entre los que se destaca Las Patas de la Mentira, que recibió el premio Rey de España (1997,) y fue finalista de los Premios Emmy; Amores y odios (biografía de Diego Maradona); Protección al menor (con las contradicciones de la farándula y la clase política) y Malvinas, tumba de la locura (sobre la guerra).

En este trabajo quiso reflejar “los secretos que lo llevaron a ser uno de los arquitectos más importantes del mundo” y lo más sorprendente es que Pelli mostró colaboración durante todo el proceso. Rodríguez Arias también entrevistó a colaboradores como Axel Zemborain, Alejandro Waserman, Florencia Melgrarejo, Sánchez Savoy y Javier Rivarola.

En el documental, Pelli cuenta cómo es la relación con los clientes y su metodología de trabajo. Además, relata cuál fue la clave para ganar el concurso de las Torres Petronas, donde la investigación específica sobre la cultura malaya marcó la diferencia.

“Lo conocí por un trabajo puntual de 5 minutos y me di cuenta que era un personaje interesantísimo. Intuí que había material para una biografía”, explica el realizador. Anticipa, finalmente, que el estreno se realizará en Buenos Aires y Tucumán simultáneamente, con la presencia del propio Pelli, el joven arquitecto de 85 años.

Con las formas de las dunas

La firma italiana Mario Cucinella Architects ha ganado un concurso para diseñar la sede de la agencia de telecomunicaciones en Argelia con propuestas de una forma de aleta, tomando como referencia las dunas de arena y la arquitectura tradicional mediterránea. También utilizó el arco apuntado típico de los países islámicos como una referencia al paisaje circundante.

La forma del edificio contribuye a la refrigeración natural por canalización de los vientos calientes sobre la superficie convexa de la fachada norte, mientras que una pared cóncava en el lado opuesto ayuda a tomar aire fresco por la noche.

Con una ubicación al lado de una carretera principal y cerca de un nuevo parque urbano en las afueras de Argel, la obra pretende ser “punto de referencia dentro de un barrio y una ciudad donde la tradición y la modernidad pueden fundirse”.

Rayuela en otro espacio

Rayuela. Así se denomina el particular homenaje que el artista Santiago Ortiz ha hecho a la novela homónima del escritor Julio Cortázar (1963), con motivo del 50 aniversario de su publicación y en virtud de considerarla como la primera novela “no lineal”.

“Mi intención es homenajear el libro, revelar parcialmente los patrones extraños y eventualmente invitar a leer aunque sea algunos trozos del mismo”.

Cortázar, en la introducción de su libro dice: “A su manera, este libro es muchos libros”, proponiendo dos formas de leerlo: una convencional y otra que salta por el espacio-tiempo. Ortiz toma ésto y da una nueva perspectiva de la lectura a través de una interfaz visual interactiva, donde las conexiones entre capítulos se tejen con unos hilos que van conformando un espacio virtual cuya fisonomía interna es la propia estructura de la narración.

Ortiz, que nació en Buenos Aires y además de artista es programador, explica que su obra está relacionada a la forma en que se lee la información en internet: saltando de un lugar a otro, sin un orden pre-establecido aparente.

“Pensé que el libro es una red, formada por 155 nodos, cada uno de los cuales tiene, por lo general, cuatro conexiones, con los dos capítulos anteriores y los dos siguientes. Opté por visualizar esa red ordenando los capítulos de forma secuencial alrededor de círculos concéntricos, que enfatizan el ritmo inherente a la lectura por saltos”.

Explicó, además: “Estuve reflexionando en la elección extraña de los capítulos en la lectura por saltos que Cortázar sugiere. Me preguntaba por el criterio literario y narrativo, pero también por el extraño patrón numérico. Finalmente, las dos cosas no están desligadas, ya que ‘saltos mayores’ en términos numéricos, pueden significar ‘saltos mayores’ en términos de relato”, explica Ortiz, que hace unos tres años empezó a trabajar en visualizaciones de la secuencia numérica. “Durante este proceso de trabajo me di cuenta de la presencia de patrones y ritmos diferentes de los que se encuentran en una serie de números aleatorios. Vale la pena comentar que los seres humanos, sin la ayuda de la tecnología, no podemos crear series de números aleatorios… y con ayuda de tecnología nos va algo mejor”, explica.

Una manera distinta de presentar una de las obras maestras de la literatura contemporánea, un paseo mágico y enriquecedor por el maravilloso mundo de Cortázar.

“¿Encontraría a la Maga? Tantas veces me había bastado asomarme, viniendo por la rue de Seine, al arco que da al Quai de Conti, y apenas la luz de ceniza y olivo que flota sobre el río me dejaba distinguir las formas, ya su silueta delgada se inscribía en el Pont des Arts. (…) Y era tan natural cruzar la calle, subir los peldaños del puente, entrar en su delgada cintura y acercarme a la Maga que sonreía sin sorpresa, convencida como yo de que un encuentro casual era lo menos casual en nuestras vidas, y que la gente que se da citas precisas es la misma que necesita papel rayado para escribirse o que aprieta desde abajo el tubo de dentífrico.” (De Rayuela, capítulo I)

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores