El sitio de la construcción del sur argentino

Julio 2013 - Año XXIII
Editorial

Inexistencia de una gestión integral ante inundaciones

Ing. Ricardo R. Kloster - Director
E

l título que se eligió para esta nota editorial es considerado como una de las causas trascendentes de la tragedia producida por las inundaciones por lluvias, el 2 de abril pasado en la ciudad de La Plata, y que dejara como saldo lamentable un número aún en discusión de muertos -según cifras oficiales ascenderían a 67-, unos 190 mil damnificados y pérdidas económicas estimadas en los 6000 millones de pesos.

Un equipo de 20 reconocidos ingenieros de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata redactó, a pedido de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, un informe para analizar las causas de las inundaciones y ofrecer recomendaciones para evitar su ocurrencia en el futuro. En el estudio los profesionales señalaron que “si bien la cantidad de agua caída excedió ampliamente a la que habitualmente es utilizada para el diseño de las obras hidráulicas, ha quedado en evidencia la inexistencia de un sistema de alerta específico diseñado para la ciudad”, a la vez que se carecía de un “plan de contingencia operativo a nivel municipal ante este tipo de fenómeno”.

Entre las recomendaciones y medidas a tener en cuenta se indican:

  • Realizar en forma urgente un Plan Maestro de Desagües Urbanos (PMDU), que comprenda desde la cuenca del arroyo Carnaval hasta la del arroyo Maldonado (partidos de La Plata, Berisso y Ensenada), que contemple, de modo armónico, medidas estructurales y no estructurales a fin de superar las carencias observadas.
  • Establecer medidas tendientes a mitigar las eventuales consecuencias producidas por las tormentas severas hasta tanto se realice la planificación recomendada y delimitar las áreas de riesgo para tormentas de diferente probabilidad de ocurrencia.
  • Elaborar un plan de estrategia comunicacional eficiente para actuar ante este tipo de fenónenos naturales.
  • Relocalizar las urbanizaciones emplazadas sobre los propios cauces de inundación y zonas aledañas.

“Ante la magnitud del evento, las acciones desplegadas a nivel local en pos de su mitigación fueron tardías, caóticas e insuficientes”, se señala, asimismo, en el informe. “Hubo ausencia de articulación y coordinación de recursos” y, si bien es cierto que las obras hidráulicas se prevén para eventos ordinarios, “buena parte de la población ignora el riesgo que suponen las tormentas extraordinarias”.

El accionar de la municipalidad de La Plata resulta el más cuestionado por su reacción ante el evento, aunque se señala también la responsabilidad de los organismos provinciales competentes, que “no informaron sobre la ejecución de planes de riesgo hídrico ni sobre los planes de alerta y contingencia para las cuencas afectadas por el evento en estudio”.

En nuestra edición de abril -Obras & Protagonistas, nro. 213-, concluíamos nuestra editorial deseando que ante la posible ocurrencia de fenómenos como el acontecido, se realicen las obras de infraestructura necesarias y se capacite y organice a la población para actuar en consecuencia. Este estudio, solicitado desde el estado a profesionales competentes -20 prestigiosos ingenieros-docentes, especialistas en obras hidráulicas- es un primer paso para reconocer las falencias y priorizar aquellas obras necesarias que eviten las secuelas trágicas ante eventos de este tipo.

Muchas otras ciudades de nuestro país -incluida Bahía Blanca- están expuestas ante estos fenómenos naturales, y su población desconoce qué tipo de obras se realizan periódicamente y cuál es el plan de emergencia que debería llevarse adelante. Por ello abogamos para que desde el estado no haya más imprevisión y reacción ineficiente.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores