El sitio de la construcción del sur argentino

Febrero 2012 - Año XXII
Productos

Elementos decorativos de Hormigón Armado Liviano

La empresa bahiense Moldhsur ha desarrollado una gran variedad de diseños de molduras que pueden ser utilizadas en bordes de aberturas, zócalos, guardas, antepechos, dinteles y cornisas.

La amplia gama de alternativas permite adaptar las molduras a los más diversos proyectos arquitectónicos, tanto en obras nuevas como en reformas. Su bajo peso específico, facilidad de colocación y disponibilidad de medidas optimizan los tiempos de ejecución, minimizando los desperdicios, con el consiguiente ahorro de materiales y mano de obra.

Las molduras de hormigón armado liviano poseen alta resistencia y gran durabilidad, cualidades que las convierten en un producto ideal para ser usado en el exterior. La empresa cuenta, además, con servicio de asesoramiento técnico y atención en obra.

Detalles técnicos

Las molduras, de hormigón armado liviano, poseen un 50% del peso específico del hormigón tradicional, con una alta resistencia al impacto y óptima durabilidad. Todos los modelos poseen armadura de hierro, lo que evita roturas y las mantiene comletas -aunque llegaran a fisurarse durante el traslado o acopio-.

Se comercializan en largos de 2,50 m, 1,66 m, 1,25 m y 0,83 m, medidas que permiten enmarcar -con piezas enteras- prácticamente cualquier abertura de dimensión estándar, minimizando la cantidad de empalmes y reduciendo el desperdicio.

Estos elementos pueden ser colocados sobre diversas superficies (revoques, ladrillos a la vista, etc.), y son de muy fácil colocación.

Forma de colocación

Las molduras de bordes de ventanas, antepechos y tacones se pegan con cualquier adhesivo cementicio (tipo Klaukol). Otra opción consiste en atornillarlas y pegarlas. En el caso de colocarse sobre revoques gruesos, las molduras de borde se pueden utilizar como regla para la ejecución de mochetas, ahorrando tiempo en mano de obra. Los encuentros entre molduras verticales y horizontales se realizan con cortes a inglete hechos con amoladora.

Las molduras para cornisas se colocan de la siguiente forma: se fija el nivel inferior, se perfora la superficie de apoyo cada 50 cm para luego atornillarlas y pegarlas. Posteriormente se procede a fijar los anclajes de hierros de la parte superior, provistos a tal efecto, completando con mezcla de concreto alivianado. El tomado de las juntas puede realizarse con el mismo adhesivo cementicio.

La terminación superficial admite distinas soluciones, como enduidos, pintados, estucados, etc.

Material cedido por:
Moldhsur, Fournier 2036, Bahía Blanca, Cel. 154-755943/ 154-759029, www.moldhsur.com.ar

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores