El sitio de la construcción del sur argentino

Julio 2011 - Año XXI
Noticias y Novedades

Vías convertidas en paseos

Mientras algunas ciudades bonaerenses siguen padeciendo los anillos ferroviarios, con enormes franjas de terrenos propiedad de entidades estatales que no resuelven su situación, generando perjudiciales barreras urbanas, en España suelen aprovechar la construcción de nuevas estaciones para quebrar esas barreras y generar paseos lineales que ayuden a dar continuidad y conectividad a la trama urbana.

Es el caso del Plan Especial para la Integración del Ferrocarril en Gijón, España, realizado por el estudio Junquera arquitectos, que propone el traslado de las actuales estaciones del tren a puntos más convenientes y el soterramiento de las líneas férreas. Se libera, así, un espacio de 164 mil metros cuadrados, desarrollando un nuevo sistema viario que aporte espacios libres y edificación residencial, propiciando un nuevo carácter a la ciudad. Se aprovecha esa modificación de la infraestructura ferroviaria que divide Gijón Norte del Sur para fundirlos, mediante una secuencia de espacios urbanos, acordes con su situación y enhebrados por la transformación de una autopista en vía parque.

En la nueva estación -un edificio de de 400 metros de longitud- se aplica una estrategia para no reproducir una nueva barrera, proponiendo implantar plataformas ajardinadas -topografías artificiales- con distintas rasantes ascendentes que definen los espacios interiores de la estación y funden los espacios verdes a ambos lados de la vía-parque. Las plataformas se modelan mediante pliegues para obtener recorridos peatonales continuos, en los que se recortan vacíos y troneras que garantizan la ventilación e iluminación natural. Esta solución permite construir un paisaje artificial, anulando el efecto barrera de la edificación.


«Subir»

Gehry habla de todo

A los 82 años de edad, el arquitecto norteamericano Frank Gehry, uno de los profesionales más renombrados de los últimos 20 años, no muestra signos de desaceleración, trabajando hasta en 20 proyectos a la vez, y participa de variados emprendimientos. Su palabra es una referencia al momento de entender o interpretar la arquitectura que abrió el siglo XXI.

“El mejor consejo que he recibido es ser uno mismo. Los mejores artistas hacen eso. Yo les digo a mis alumnos que encuentren su propio camino”, señaló.

Gehry aseguró que uno de los artistas que más influyó en su vida fue un hombre del barroco: el artista italiano Gian Lorenzo Bernini. “La primera vez que vi su escultura de Santa Teresa (en Roma) fue en 1960 y para ver la pequeña capilla en la que se encuentra tuvo que agacharme e inclinarme hacia adelante. En “8 Spruce” estamos utilizando los pliegues de Bernini como inspiración para la fachada. Busco la manera de expresar sentimientos en un edificio sin utilizar la decoración histórica”, explicó.

Compartió también su experiencia de diseñar un sombrero para Lady Gaga, de cuero y flexible. “Ella nunca llegó a verlo. Estaba pensando en enviárselo, pero probablemente recibe toda clase de basura”, apuntó.

El arquitecto explicó que nunca podría vivir en una casa minimalista. “Mi casa tiene que ser muy cómoda. No puedo soportar lo estético, lo mínimo. Tiene que estar llena de cosas: pinturas, esculturas, mis lámparas de peces, muebles de cartón, libros. No podría vivir en la Casa Farnsworth”, indicó.

Consultado sobre cual era su mejor obra, el arquitecto aseguró que su trabajo es como una historia de amor: “uno siempre está entusiasmado con el edificio en el que está trabajando. Así que ahora mismo es ‘8 Spruce St’ y el mes que viene será otra cosa”.

¿Hasta cuándo va a trabajar?. “No sé, dijo, pero no puedo retirarme ahora. Tengo 82 años. Soy demasiado joven”.


«Subir»

Catedrales plegadas, construcciones de estos tiempos

Lejos han quedado los tiempos en que las iglesias marcaban el rumbo de la arquitectura. Por eso no deja de ser atractivo conocer las formas con que se resolvió una catedral en los inicios del nuevo milenio. Axis Mundi, arquitecto con estudio en Nueva York, acaba de diseñar una catedral de 2.300 metros cuadrados en Estrasburgo, Francia. Compuesto por una serie de arcos de hormigón formando pliegues, el proyecto propone un diseño sutil y dramático, creando un lugar de culto nuevo y contemporáneo.

Entre los pliegues que conforman la cubierta de hormigón aparecen franjas vidriadas, que abren el edificio hacia el norte y el sur, proporcionando abundante luz interior.

El proyecto se conecta al lugar sumergiendo una planta en forma de cruz, a la que se accede mediante una rampa, donde los cimientos pliegan el espacio de manera rítmica.

El diseño emplea la abstracción de una catedral gótica en la expresión exterior de su fachada con orientación al este. Con vistas a la rampa de entrada, un relieve terminado en un patrón pixelado proyecta una sombra que va desapareciendo de manera gradual durante el transcurso del día.


«Subir»

La parroquia de Moneo

Iesu es la nueva parroquia del barrio donostiarra Riberas de Loiola, en España, que emerge como una obra de arte a pocos metros del río Urumea. El templo es obra del arquitecto navarro Rafael Moneo (74), y desde su simpleza y minimalismo se ha convertido en estandarte de un barrio joven, aún en construcción.

El templo ha costado 9,5 millones de euros y tiene capacidad para 450 personas. Aunque suene a herejía, en su subsuelo funcionará un supermercado y un estacionamiento de 100 plazas. Iesu -nombre griego de Jesús- es un edificio de 9 mil metros cuadrados y 28 metros en su punto más alto, “generoso en sus espacios y muy modesto en sus materiales”, según explicó el autor. Para Moneo, una peculiaridad del edificio es su planta de cruz quebrada, “no estrictamente simétrica, con la que se pretende reflejar las tensiones del mundo”.

El espacio aparece claro, de paredes casi desnudas, con una especialidad definida y sin demasiadas complicaciones.

La parroquia ha precisado cuatro años de obras y cuenta con una vidriera de alabastro diseñada por el propio arquitecto.

El templo mira a Oriente, como las iglesias antiguas, y cuenta con un órgano realizado por la compañía alemana Klais Orgelbau, el cual es uno de los atractivos del edificio, que genera además una oportunidad para ponerlo en el circuito musical desarrollado por las autoridades de la ciudad.

Para financiar los 9,5 millones de euros que han costado las obras, el subsuelo del inmueble ha sido vendido a la cadena Super Amara, que instalará allí un supermercado. Los vecinos han acogido bien a la nueva parroquia y esperan que el edificio sirva para dinamizar el nuevo barrio.


«Subir»

El manto de la Virgen

Luego de marcar durante siglos la marcha de la arquitectura, las iglesias no dejan de ser hoy piezas singulares en el mundo del diseño, respondiendo a diferentes estilos. Por eso resulta interesante analizar las propuestas presentadas para el concurso de la nueva iglesia de San Nicolo en Trebbia (Rottofreno, Piacenza, Italia), dedicada a María Mater Ecclesiae. El trabajo ganador fue elaborado por un grupo integrado por los arquitectos Filippo Lamberucci, Tomás Jerez (liturgista) y María Chiara Calvani (artista), y fue elegido entre 5 finalistas, después de superar la primera fase de la cual participaron 93 proyectos.

La comisión valoró la solución de relación con el contexto urbano y la idea de hacer de la iglesia un edificio fácilmente identificable a través de una fuerza formal y material expresionista. Señaló que la iglesia “será signo y afirmación de la Presencia que confiere sentido al mundo. Su forma ayudará a hacer visible este signo con una volumetría imponente y, al mismo tiempo, dinámica”.

La fachada asumió una simbología simple y comprensible, cual es el manto de la Virgen María, bajo el cual son acogidos todos los fieles.

La obra demandará una inversión de 3,6 millones de euros, será financiada por la Conferencia Episcopal Italiana, y se completará con un edificio adyacente de oratorio y canónica.

La Iglesia tendrá lugar para 800 personas sentadas.


«Subir»

Refugio de Tela de Hormigón

Los refugios temporales conforman una propuesta que se repite en las últimas décadas, pensados para dar contención a miles de familias afectadas por desastres naturales. En este caso se trata de una solución a través del uso de una piel diseñada para usarse especialmente para estas contingencias. El refugio está construido mediante una tela de hormigón, ofreciendo una estructura más durable, a prueba de fuego y estéril en su interior.

El material del refugio, “dentro de una bolsa”, es una lona de hormigón prefabricado con un interior de plástico inflable, que se ancla por puertas de acero en cada extremo. Su montaje requiere de sólo dos personas y puede levantarse en menos de una hora, a través de aire -para “inflar” el interior- y agua, que al rociar la tela la transforma en concreto en 24 horas. El innovador material fue desarrollado por los ingenieros de Concrete Canvas, y permite a la construcción de estructuras sólidas de forma rápida y sencilla en zonas de emergencia.

Los refugios son modulares y pueden unirse y expandirse para satisfacer las diferentes necesidades de los usuarios. El interior de plástico sellado proporciona un ambiente estéril para que equipos médicos puedan atender a heridos y enfermos.

Se pensaron en tamaños de 25 y 54 m2, con una vida útil mínima de 10 años.


«Subir»

Una casa para no aburrirse

El Museo Judío en Berlín estimuló a su autor, el arquitecto Daniel Libeskind, para concretar un proyecto residencial, poco habitual en su cartera de trabajos. Sus clientes habían observado en ese museo cómo la inclinación de paredes, techos y suelos aumentaban el movimiento y la experiencia visual del lugar. Los dueños de la denominada “18.36.54 House”, en Connecticut (EE.UU.), querían una casa con estas cualidades, además de disponer de un lugar donde relajarse, leer, cocinar y disfrutar del paisaje.

Libeskind no es conocido por proyectar cabañas en el bosque, pero bastó que uno de los clientes le dijera: “diseñe lo que quiera: nosotros le pediremos que sea más extremo” lo llevó a aceptar la obra.

“18.36.54 House” es una casa con paneles de acero inoxidable, posada sobre una loma cubierta de hierba, como un pájaro ruso constructivista. Sus pliegues y aristas siguen una serie matemática que inspiró a Libeskind para darle ese nombre a la obra.

La elegancia de sus materiales y el diseño provocan reacciones sorprendentes, lo cual, aseguró Libesnkind, “es necesario en una casa”.

La cara inferior de la cubierta de acero inoxidable está revestida con madera de roble oscuro, “cálida, reconfortante”. Una vez dentro, una rampa atrae hacia el salón y su chimenea, alrededor de la cual se sitúa un sofá en zigzag. Libeskind diseñó todos los muebles empotrados y los clientes intercalaron algunos artículos, en contraste.

La sección y la planta mezclan esquinas y recovecos privados con espacios abiertos. Aberturas de cristal, sin cortinas ni persianas, introducen vistas del paisaje. Los paneles de acero inoxidable revisten el exterior en tonos y matices de cobre oscuro a púrpura, dependiendo de la posición del observador y de la hora del día.

Los espacios técnicos de la casa crean un objeto artesanal que asombra con su presencia, “agresiva y relajante” y los clientes tienen una casa para vivir y entretenerse.


«Subir»

El Comic tiene algo que decir

El estudio de arquitectura MVRDV resultó ganador del concurso internacional para el diseño del Museo del Comic y la Animación de Hangzhou, China. En referencia a las formas que toman generalmente el área de las historietas destinadas a contener los diálogos, el proyecto se organiza en ocho volúmenes en forma de globo, creando una compleja experiencia interna de 30 mil metros cuadrados. El proyecto incluye además parques en islas, una plaza pública y un centro de exposiciones.

La iniciativa de un espacio dedicado a esta forma de arte relativamente reciente crea una plataforma que une los mundos del arte y el entretenimiento. Mediante una de las características principales de la caricatura --el globo de diálogo-- el edificio es reconocido como el lugar de los dibujos animados, los cómics y las animaciones.

La superficie se distribuye en ocho volúmenes interconectados, los cuales permiten un recorrido circular por todo el programa. Los destinos de vestíbulo, educación, teatros-cines y una biblioteca ocupan cada uno su propio globo.

Cuando dos “globos” se intersectan, una gran apertura permite el acceso y las diferentes perspectivas entre ambos. La forma elegida permite exposiciones versátiles: la colección permanente se sitúa en una espiral cronológica mientras que la sala de exposiciones temporales ofrece una flexibilidad total.

La fachada del edificio está cubierta por un relieve de dibujos animados, realizado en colaboración con diseñadores gráficos de Ámsterdam y, al ser monocroma de hormigón blanco, permite proyectar textos sobre sus volúmenes.


«Subir»

El Pritzker 2011 para Eduardo Souto de Moura

El arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura, de 58 años de edad, ganó el premio Pritzker 2011, el más promocionado de los galardones en el campo de la arquitectura. De Moura comenzó trabajando junto a Alvaro Siza -también premio Pritzker-, y abrió su propia oficina en 1980, iniciando una destacada trayectoria que cuenta con más de 60 proyectos en Portugal, España, Alemania, Italia, Reino Unido y Suiza.

“Durante las últimas tres décadas, Eduardo Souto de Moura ha producido un trabajo contemporáneo, que al mismo tiempo hace eco de las tradiciones arquitectónicas. Sus edificios poseen la habilidad única de transmitir caracteres aparentemente incompatibles –poder y modestia, coraje y sutileza, fuerte carácter público e intimidad– al mismo tiempo”, señaló el Jurado del premio.

Dentro de sus obras más destacadas encontramos el Estadio de Braga (2004), una imponente estructura de hormigón que aprovecha la topografía para delimitar el edificio, cumpliendo con lo que Souto de Moura denomina buena arquitectura: la coexistencia de lo natural con lo hecho por el hombre.

Otra obra destacada por el jurado fue la Torre de Burgos, terminada el año 2007 en Porto. Se trata de dos edificios, uno vertical y uno horizontal de distintas escalas, capaces de dialogar entre sí y con el paisaje urbano.

El jurado mencionó además la Casa Bom Jesús, por su “peculiar riqueza a través de las delicadas bandas de hormigón de sus muros exteriores”. Souto ha dicho que al estar en una pendiente empinada, decidió no hacer un gran volumen en la cima sino cinco terrazas con muros de contención, con una función diferente para cada una terraza.

Entre su obra más reciente encontramos el Museo Casa das Histórias, dedicado a la obra de la pintora portuguesa Paula Rego. “Tuve la suerte de escoger el sitio rodeado de un bosque con un claro en la mitad. Este juego entre lo artificial y lo natural me ayudó para definir el color exterior, concreto pigmentado rojo, un color contrapuesto al verde del bosque. Dos grandes pirámides evitaron que el proyecto fuera una neutral suma de cajas”

Con este premio, el arquitecto se suma a una lista de celebridades como Oscar Niemeyer, Norman Foster, Renzo Piano, Frank Ghery, Zaha Hadid, Jean Nouvel y Richard Rogers.


«Subir»

Un mural en la UTN de Bahía Blanca

La Facultad Regional Bahía Blanca de la Universidad Tecnológica Nacional ha terminado, por estos días, la realización de un particular mural sobre una de las medianeras del edificio que ocupa la Casa de Altos Estudios. Se trata de una obra del pintor y escultor franco italiano contemporáneo Jean Arboit (81) y el mural, de 10 m x 10 m, puede ser observado desde un paseo público por excelencia como es la Avenida Alem. El establecimiento educativo espera que la obra conforme un icono artístico para la ciudad, posibilitando el ingreso de la Facultad en una oferta cultural pública de alta gama. Teniendo en cuenta que esta universidad se dedica con exclusividad a la enseñanza de la ingeniería y las tecnologías, solicitó al artista un motivo de obra en relación con el trabajo del hombre para modificar la naturaleza a fin de convertirla en su hábitat, razón principal de existencia y desarrollo de estas disciplinas.

Otro aspecto destacado del proyecto lo constituye el hecho de que el mismo se concretó con la participación de alumnos y docentes tutores de la Escuela de Artes Visuales “Lino E. Spilimbergo” de Bahía Blanca, mediante un convenio de cooperación académica, posibilitando el acercamiento de los estudiantes de arte locales a tan destacado artista, como así también a una práctica profesional real. Por otra parte, la UTN destaca la importancia de que este proyecto reúna instituciones de tan diferente perfil de formación profesional, acercando diferentes saberes en una propuesta cultural de envergadura. El trabajo contó con la adhesión y auspicio de numerosas empresas y entidades de la ciudad.


«Subir»

El Palau de Calatrava, salón de bodas

El Palau de les Arts es la obra central del complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias diseñado por el arquitecto Santiago Calatrava en Valencia. Su ejecución demandó 382 millones de euros y su mantenimiento es tan caro que sus administradores han resuelto una nueva vía de ingresos para añadir a la venta de entradas de los espectáculos que allí se ofrecen. A partir de los próximos días parte del edificio alojará bodas, por un precio a negociar, aunque se tiene una idea a partir de los 10 mil euros que cuesta arrendar el vestíbulo principal para actividades privadas.

La idea de darle este destino ocasional se tiene desde hace tiempo, pero hasta ahora no se había recibido autorización para hacerlo.

La crisis financiera que sufre España y la dificultad para digerir los sobrecostos del complejo sirvieron para definir la cuestión. La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia iba a costar 308 millones, pero el último recuento concluyó que se llevan gastados 1.282 millones de euros.

El primer enlace que se festejará en el Palau será el de Raúl Albiol, jugador del Real Madrid, que celebrará con un banquete para 400 invitados.

La noticia generó varias reacciones: algunos consideran una “vergüenza” este uso, al tiempo que demuestra “la desesperación para intentar cubrir el costo del edificio”.

Desde el Palau de les Arts se recordó, sin embargo, que la ópera se viene alquilando para congresos, reuniones y presentaciones. Como se ve, la idea de hacer sustentable una obra acepta diversos caminos.


«Subir»

El árbol de la experiencia

Ubicado en Nichinan, Japón, y diseñado por el estudio Tezuca architects, este singular proyecto resuelve la ampliación de una escuela mediante la incorporación de una estructura de planta elíptica que asciende escalonada en torno a una zelkova preexistente. Zelkova es un género botánico de la familia Ulmaceae. Es un árbol nativo del sur de Europa y este de Asia, y varía su tamaño desde un arbusto hasta alcanzar más de 35 metros de altura.

El edificio alrededor de este ejemplar alcanza los siete metros de alto y dispone de una superficie útil de 147 metros cuadrados. En su desarrollo acoge un área de juegos al aire libre, dos aulas (una en la planta baja, otra en primer piso) y una azotea mirador. El espacio concreta la experiencia del aprender en, con y junto a un lugar singular (el árbol con las plataformas y en las aulas). Su estructura de acero pintado está compuesta por un entramado de pilares y vigas de sección rectangular con forjados de chapa lisa.


«Subir»

Casas que se cuidan

En las últimas semanas hubo buenas noticias sobre la recuperación y valoración del patrimonio arquitectónico nacional. Por un lado, la mítica Casa Curutchet de La Plata, única vivienda proyectada por el arquitecto Le Corbusier en América Latina, quedó entre las obras finalistas para integrar la Lista del Patrimonio Mundial de Bienes Culturales y Naturales de la Unesco. Por otro, se anunció la expropiación de la Casa del Puente de Mar del Plata, obra maestra del movimiento moderno nacional. Ambas viviendas tienen como protagonista al arquitecto Amancio Williams, quien dirigió la obra de Le Corbusier y fue el creador de la Casa del Puente.

La Casa Curutchet usa los muros que la envuelven para desarrollar una experiencia espacial que culmina abriendo sus vistas al parque que tiene en frente. La del Puente se encuentra sobre una zona arbolada, en un terreno de dos hectáreas atravesado por un arroyo. Williams hizo una casa-puente posándola sobre el cauce del arroyo y brindándole vistas francas a toda la arboleda.

Hay además una tercera casa en San Isidro que podría formar parte de esta recuperación patrimonial. Se trata de la casa Vilar (1937), en San Isidro, proyectada por el arquitecto Antonio Vilar, caracterizada por sus formas ondulantes que emulan el movimiento del río y con una singular viga curva en la planta alta que hace de pérgola y enmarca el paisaje.

Resulta positivo que se atienda este patrimonio moderno, escaso por estas tierras y testimonio de un movimiento que pretendió establecer un nuevo lenguaje en el mundo de la arquitectura.


«Subir»
Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores