El sitio de la construcción del sur argentino

Julio 2011 - Año XXI
Decoración

Revestimientos interiores para paredes

C

uando se trabaja en un proyecto decorativo, las paredes son superficies que pueden aportar diseño y estilo si se opta por revestimientos que brindan cualidades decorativas. Al momento de decidir qué tipo de revestimiento interior aplicaremos sobre los muros, contamos con dos opciones básicas: una es optimizar, de acuerdo a la disposición de la morfología actual u original, o destacarlas por medio de pequeños detalles, y la otra consiste en realizar cambios de carácter estructural, que si bien tendrán un costo más elevado, preparan y predisponen completamente el ambiente para la creación de una obra completa, adaptada a las necesidades del usuario.

En la segunda alternativa influye no sólo su mayor costo y tiempo, sino la necesidad de tener definidas, previo a la realización de la obra, las características propias del revestimiento nuevo a aplicar. Por ello se utilizan, cada vez con mayor frecuencia, soluciones arquitectónicas que intentan resaltar las apreciables características decorativas de aquellos materiales naturales, como las piedras y las maderas, entre otros.

Morteros con aspecto de piedra

Una alternativa que tiene cada vez mayor participación en los revestimientos de paredes es el revoque o mortero con aspecto de piedra. Se los fabrica a base de minerales y compuestos cementicios y poseen condiciones que evidencian la alta tecnología empleada en su fabricación, flexibilidad total en su composición y extrema simplicidad en la instalación, configurando un producto de gran nivel.

Su aplicación produce una textura pétrea, permitiendo el ahorro del revoque fino, pintura y demás acabados previos que se coloquen en la superficie.

Este tipo de revoque tiene alta estabilidad y resistencia a los rayos U.V. Se los utiliza no sólo en interiores sino también sobre revoques cementicios y calcáreos exteriores, nuevos o antiguos, y sobre cornisas, cielorrasos y molduras. Con el uso e implementación de los auxiliares tecnológicos puede revestirse, además, terminaciones de hormigón, yeso, azulejos y cerámica.

Una ventaja importante que ofrece es que permite acompañar las dilataciones de los muros sin que se cuartee el revestimiento, cubriendo, además, microfisuras en el sustrato.

Se aplica fácilmente con llana metálica, obteniendo diferentes acabados: tradicional, peinado, fratasado y rústico. Además se pueden obtener diferentes terminaciones gracias a su amplia gama de colores.

Piedras Artificiales

Al igual de los morteros que imitan el acabado de las piedras, existen piedras artificiales o sintéticas que imitan a la perfección la piedra natural y con un considerable ahorro en el precio.

Su colocación resulta, además, más ligera y sencilla, por lo que son muchos los profesionales y particulares que optan por la piedra sintética para la decoración de interiores. Una correcta combinación en su colocación consigue captar a la perfección hasta el más mínimo detalle de la piedra natural.

Las mismas poseen una superficie de agarre rugosa y porosa, ideal para su aplicación en muros. Su característica fundamental es su peso, ya que es aproximadamente 40% más liviana que las piedras naturales.

Existen piezas especiales para resolver aristas-esquineros, acelerando y facilitando el trabajo del colocador. Si la puesta en obra se realiza correctamente y conjuntamente con el uso de materiales adecuados para la adhesión a las superficies, no existen riesgos de filtración de agua o congelamiento.

Cuando se apliquen en el exterior se aconseja pintar la superficie con un hidrolaqueado o un producto siliconado para protegerla del smog, al ser un material poroso. Para evitar que no se manchen durante su colocación se usa un pincel para quitar el exceso de material y usando agua limpia.

Un requisito que debe tener la superficie donde se colocará la piedra artificial es la presencia de revoque grueso. Si el sustrato fuera madera, será necesario instalar previamente una malla metálica y sobre la misma aplicar el revoque grueso.

El fabricante recomienda, para su colocación, utilizar una mezcla de 2,5 partes de arena, 1 parte de cal hidráulica y ¾ partes de cemento. El tomado de juntas se realiza con el mismo material y pueden ser cerradas o abiertas. Los modelos con junta cerrada requieren 10% más de piedra para cubrir cada metro cuadrado, por ende su precio se encarece en la misma proporción.

Dependiendo del modelo y tipo de junta elegida (junta cerrada o junta abierta) un albañil y un ayudante pueden instalar, estimativamente, de 5 a 20 m2 por día.

La semejanza de las piedras artificiales con las naturales se debe a su coloración, que se realiza en forma artesanal. Ésta la adquiere mediante la aplicación de pigmentos naturales que se impregnan sobre la superficie fresca de la piedra (un hormigón liviano) en el proceso de fabricación, logrando obtener piezas desiguales unas de otras, tal como ocurre con las piedras naturales, dado que un revestimiento pétreo se caracteriza por la irregularidad de las piezas. Este proceso descarta, además, el riesgo de decoloración.

Este tipo de revestimiento es una alternativa para la decoración tanto de interiores como de exteriores que viene a satisfacer los gustos más exigentes por lo exquisito, natural y artesanal. Esta es, principalmente, la razón de su originalidad y semejanza con la piedra natural, su no homogeneidad que proporciona el acabado artesanal de las piezas Otra variante que existe es un tipo de piedras diseñada exclusivamente para revestimiento de paredes. Éstas tienen nuevos tonos y una superficie más lisas, lo que la convierten en un elemento de decoración especial para salas modernas.

Una ventaja que ofrece esta propuesta es su posibilidad de colocación en altura, debido a su peso ligero, por lo que disminuye el peso total de la obra construida.

Revestimientos de PVC

Constituyen una de las maneras más sencillas de poder mantener las paredes en un estado óptimo y es una de las opciones más utilizadas por diseñadores e instaladores, ya que permiten agregar color, profundidad y textura a las paredes lisas, aportando estilo, calidez y elegancia.

Entre sus principales características se destaca la resistencia a la humedad, convirtiéndose en un alternativa sumamente viable para quienes padecen inconvenientes de hongos y bacterias en sus muros.

Poseen, además, gran resistencia y durabilidad. Son indeformables y funcionan eficazmente como aislante termoelectroacústico. Permiten cubrir paredes, columnas y cielorrasos, ya sean de superficies planas, curvas o irregulares, sin importar cual sea el material con el que estén construidas.

Se aplican directamente sobre la superficie, permitiendo un rápido montaje en obra con un mínimo costo de instalación. Son totalmente lavables y resistentes a todo tipo de productos, aún los más agresivos, así como a la acción de hongos e insectos. Estos productos son ignífugos, al ser auto extinguibles.

La aplicación de estos revestimientos se extienden al uso doméstico, comercial e industrial.

Ecológicamente, también poseen algunas cualidades interesantes, superando los estándares exigibles en la materia, y su mecanismo de instalación garantiza la menor producción de residuos durante la colocación.

Revestimientos vinílicos

Una opción para decorar las paredes consiste en recurrir a la utilización de revestimientos vinílicos. Éstos no necesitan de un pintado previo y, cuando están instalados, requieren de un lavado periódico con agua y detergente suave para su mantenimiento.

Algunas marcas de revestimientos de vinilo ofrecen características especiales tales como perforaciones, que le permiten a la humedad escapar, evitando la condensación y la formación de mohos.

Una de sus ventajas más importantes es su accesibilidad. El revestimiento vinílico cuesta entre un 25% y un 50% menos que el revestimiento de madera.

Los productos vinílicos, especialmente las láminas para revestir paredes, suelen fabricarse con su propio sistema de cierre parcial o sistema de encastre, que se combina con las uñas de agarre a la pared exterior. El revestimiento vinílico resiste eficazmente el calor, las bajas temperaturas y la humedad.

Su característica de alta flexibilidad homogénea permite adquirirse en rollos compuestos de resina de PVC, plastificantes, pigmentos y minerales que incorpora en su construcción un bacteriostato y la protección de su superficie con poliuretano que le proporciona una resistencia al desgaste y a las manchas, reduciendo los costos de mantenimiento. Se comercializan en rollos de 2 m de ancho y 2 mm de espesor, con atractivos acabados de variados colores.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores