El sitio de la construcción del sur argentino

Junio 2011 - Año XXI
Diseño exterior

Decks, una alternativa para realzar su patio o jardín

por Sr. Fabián Graef

Al momento de aprovechar las bondades de un espacio al aire libre, el uso de los decks constituye una alternativa natural y económica, que permite obtener ambientes de transición encantadores y prácticos entre el interior y el exterior.

C

uando queremos aprovechar un espacio al aire libre debemos pensar en esa superficie que marcará las actividades y el uso que le podemos dar al lugar. Alternativas de pisos para el exterior hay muchas pero, sin dudas, la que brinda un aspecto natural y armónico con el entorno es el deck de madera, un piso de tablas muy estable y duradero que se ve muy bien en patios pequeños, terrazas o como zonas de tránsito en el jardín.

Los decks se concibieron para la ambientación exterior y aprovechamiento de espacios dedicados para el esparcimiento y el descanso. Estos ambientes pertenecen a lugares de transición entre los interiores y exteriores, que a través de distintas alternativas de diseño, crean extensiones de superficies abiertas que permiten crear un contacto directo con la naturaleza.

Los decks se adaptan a prácticamente todas las necesidades de los usuarios. No es imprescindible tener un gran terreno para instalar un deck. Quedan muy bien, también, en balcones, terrazas y galerías.

Entre las formas que pueden crearse con esta tipología podemos encontrar rectángulos, cuadrados, en “L”, circular, etc. También pueden trabajarse en distintos niveles. Podríamos decir entonces que un deck es una terraza instalada de forma limpia y rápida, y con un acabado elegante y moderno. Si le añadimos elementos de diseño como pérgolas o celosías, bancos o jardineras, obtendremos un ambiente encantador y práctico a la vez.

Uso apropiado para distintas superficies

En ocasiones nos encontramos con parcelas desniveladas que no ofrecen superficies adecuadas para ubicar zonas de estar o descanso en el jardín. Con la instalación de los decks se obtienen soluciones perfectas, sin movimiento de tierras ni complejas obras de albañilería ni muros de contención, lo cual permite disfrutar de espacios cómodos y agradables, sobre una superficie de madera. Si la altura lo requiere, pueden colocarse barandillas, también, de madera, para delimitar el espacio.

Como el deck se ha puesto de moda en las zonas costeras, y en algunas de ellas predominan la formación de los médanos, éstos no han sido un impedimento para construir decks; sólo es necesario realizar una viga perimetral impidiendo la erosión del suelo. El proceso de construcción será el mismo que para cualquier otro deck emplazado en un terreno compactado.

Madera, el material natural de los decks

La madera es el material de elección más popular para los decks, y juega un rol fundamental en la arquitectura. Cada vez se busca más incorporarla armónicamente a las obras en el exterior, buscando una larga duración y un mínimo mantenimiento de las mismas.

En un principio se hizo notable la aplicación de los decks en modernos solarium y paradores, y actualmente se construyen en miradores y muelles con vista al río. También se los ha incorporado para proporcionar un aspecto más cálido y natural cerca de las piscinas, en las terrazas, exteriores de jardines, y para generar una ampliación de superficies en galerías. Las condiciones o propiedades naturales de la madera dotan a los espacios exteriores de una elegancia y una belleza imposibles de conseguir con otros materiales convencionales. Por otro lado, la gran versatilidad de este elemento facilita la personalización de cada instalación y los requerimientos de diseño de cada situación, siempre teniendo en cuenta el terreno, el entorno y las necesidades de diseño.

La correcta colocación y duración de ellos, no depende sólo del material utilizado en las superficies visibles y expuestas a la intemperie. Resulta vital que la madera utilizada en la estructura sea apta y resistente para el tipo de esfuerzo y condiciones a la que será sometida.

Una de las maderas que más se utiliza es el eucaliptos, por su buen comportamiento, buen abastecimiento en la zona y costo accesible. Además, es elegido por los usuarios por su color parejo.

Existen otras maderas que brindan un excelente resultado, como el eucaliptos creotozado, utilizado generalmente para postes. Otra variedad es el lapacho importado, dado que en nuestro país es una especie protegida, por ello posee un costo elevado con respecto a las otras especies.

La duración promedio o la vida útil de los decks realizados con madera de eucaliptos es de 5 a 6 años, dependiendo del tipo de mantenimiento que se le realice y la frecuencia del mismo.

En el mercado existe una madera ranurada, para la formación del tablero del deck, pero requiere mayor mantenimiento al formarse hongos debido a la humedad y alojarse elementos volátiles como hojas, polvo, etc.

Protección y mantenimiento

Se requiere de un diseño apropiado y un correcto análisis de los detalles constructivos que permiten prolongar la vida útil de las estructuras.

La madera no sólo es hermosa a la vista; también es fuerte, durable y fácil de trabajar. Sin embargo, ante la exposición a los agentes atmosféricos y climáticos es vulnerable a los daños causados por la humedad y debe ser revisada con frecuencia. Las tablas de deck que se rajan y se rompen, quedan astilladas, agrietadas o presentan clavos salidos que pueden indicar un problema potencial con la saturación de la humedad por la condición de madera exterior a la casa.

Por otra parte, es una sustancia absorbente que, a diferencia de la piel, sus poros se obstruyen y presentan condiciones de deterioro.

La mejor manera de prevenir problemas en los decks de madera ubicados al exterior es colocar unas capas de impregnador y mantenerlo regularmente. El efecto que logran es hacer sus fibras más flexibles e impermeabilizarlas, dotándolos de gran resistencia a la acción de hongos e insectos, propiciando su uso para superficies exteriores, los cuales no estén en contacto directo con el suelo.

Los impregnadores son sustancias (fenoles o aceites) que penetran en la madera sin formar película, al contrario de los barnices o las lacas que se descascaran. Los impregnantes (que penetran en los poros) suelen ser de base acuosa, lo que permite un rápido secado al evaporarse el agua de la solución. Otra ventaja que presentan es que no tienen olor y que suelen contener insecticidas, fungicidas y brindar protección contra los rayos UV.

Un procedimiento de colocación recomendado es colocar 3 manos de impregnantes, dependiendo de la calidad de los mismo, y esperar un tiempo de secado entre una mano y otra como mínimo de 24 hs. Además, debe asegurarse que durante las 72 hs. previas a su colocación no se haya mojado para que la superficie esté seca y libre de agua. Después de las primeras 8 hs. de haberse dado cada mano de impregnante no puede ser mojada.

Aparte de realizar una protección se necesita de un mantenimiento periódico, como medida importante para no disminuir la vida útil del deck. Este mantenimiento debe ser realizado con regularidad, aconsejándose cada dos meses. Para ello se aplican dos manos de impregnante, que es absorbido completamente por la madera, dejando la superficie a poro abierto para que el material no pierda sus capacidades de contraerse y respirar.

El modo de aplicación es pincelarlo y trapearlo. Los impregnantes, además de brindar protección, generan un aspecto renovado porque resaltan el color o tono a la madera. La importancia de realizar el mantenimiento en tiempo y forma permite no recurrir a pulir, lijar y quitar espesor a la tablas, ya que sin protección la madera adquiere un color oscuro y opaco por la formación de hongos, reduciendo su resistencia.

Los decks suelen ser ubicados, habitualmente, en cercanías de las piletas. Si bien esta ubicación no es aconsejable, existen impregnantes con textura antideslizante. Se desaconseja la colocación de los decks al ras del borde de la pileta, dado que el material resulta muy resbaladizo, además de concentrar la temperatura.

El mantenimiento del deck se complementa con la limpieza de los elementos alojados debajo del mismo como ser polvo, hojas, etc, evitando la formación de un microclima propenso a realizarse por la presencia de la humedad.

En caso que éste se haya manchado o ensuciado, su remoción es muy simple: realizar un lavado con agua y detergente, evitando que éste sea muy abrasivo, porque de lo contrario quitaría el impregnante de la madera.

El mantenimiento y protección de los decks es uno de los puntos más importantes en su construcción porque estas tareas prolongan considerablemente la vida útil del deck por un costo mínimo.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores