El sitio de la construcción del sur argentino

Febrero 2011 - Año XXI
Editorial

El final de un año muy particular y la expectativa por un nuevo comienzo

Ing. Ricardo R. Kloster - Director
E

l cierre de la presente edición nos encuentra a pocos días del final de un año muy particular. 2010 fue el año en el que, a nivel país, celebramos el bicentenario de la revolución de Mayo; a nivel político se produjo un acontecimiento que marcó fuertemente a muchos argentinos, como el fallecimiento de ex presidente Kirchner, y a nivel editorial cumplimos 20 años ininterrumpidos de publicación de Obras & Protagonistas.

Como suele suceder en esto días, es común hacer un análisis del camino transitado durante este tiempo, viendo cuáles fueron los objetivos que se cumplieron y cuáles los errores producidos, para aprender de ellos y mejorar en el futuro. La cercanía de un nuevo año genera muchas expectativas. Al necesario descanso anual le sigue la organización de una nueva etapa, con la determinación de metas a alcanzar y una definición del camino a seguir para lograrlo.

El que viene será, también, un año electoral en el cual se producirán definiciones políticas importantes. La ciudadanía tendrá la oportunidad de elegir los representantes que nos gobernarán por un nuevo período de gobierno, el sexto desde el retorno de la democracia en 1983.

Cabe preguntarse qué harán las distintas fuerzas políticas desde aquí a las elecciones. El oficialismo, subido a la relativamente alta aprobación de gestión que tiene por gran parte de la población, probablemente ponga “piloto automático”, se dedique a anunciar muchas y grandes obras, concretando sólo algunas por una imposibilidad de realizarlas en el tiempo que queda desde el final del receso estival hasta las elecciones, llegando a éstas con un panorama bastante alentador.

Muy distinta es la realidad de quienes pretenden armar una alternativa diferente a la actual. La oposición ha demostrado, durante el mandato de Néstor Kirchner primero y de Cristina Fernández después, una gran incapacidad de elaborar propuestas de gobierno, que estén acompañadas por gestos de unidad que concluyan en una propuesta sólida y esperanzadora, que supere a la fallida Alianza de 1999, que terminara drásticamente en diciembre de 2001.

Por ello, si bien es mucho lo que se juega a nivel electoral, la realidad indica que los distintos actores llegarán, al momento de las elecciones, en condiciones muy diferentes: unos con muchas posibilidades de continuar en el poder, sin el debido llamado de atención que les indique qué temas deben abordar para mejorar, y otros divididos, repartiendo el voto de quienes buscan algo mejor, y permitiendo con su inoperancia que no se generen alternativas con chances de ganar.

Quienes integramos el sector de la construcción esperamos que el año próximo tengamos reglas claras para desarrollar la actividad, a sabiendas que de su mano se generarán más puestos de trabajo y permitirán cubrirse algunas necesidades insatisfechas en vivienda e infraestructura. Esperemos que esto sea posible para brindar una mejor calidad de vida a los habitantes de nuestra querida nación.

Home | Costos | Blog | Ediciones Anteriores